Turn on the radio. Arte, cultura e información. 30 años de Cadena SER Vitoria

Se encuentra usted aquí

1945 - Fin de la II Guerra Mundial / Inicio de la Guerra Fría

1945 comenzó con la liberación de Polonia y Hungría por parte de la Unión Soviética, con el bombardeo en febrero de la histórica ciudad de Dresde por parte de los Aliados, con la conferencia de  Yalta - de los que ya se sabían vencedores (la URSS, el Reino Unido y  Estados Unidos)-, y la toma de Berlín. Continuó en abril con la liberación de los campos de concentración nazis y el suicidio de Adolf Hitler, y la rendición alemana en mayo. Pero quedaba Japón, deseosa de expandirse en el Pacífico.


Estados Unidos lanzó la primera de las dos bombas atómicas el 6 de agosto de 1945 sobre Hiroshima. A pesar de este duro golpe, Japón no se rindió, y el presidente Truman prosiguió con su mortal ofensiva. El 9 de agosto de ese mismo año tuvo lugar el lanzamiento de la segunda bomba, esta vez, sobre Nagasaki. El 15 de agosto de 1945, el emperador japonés Hirohito anunció públicamente su rendición y puso fin a la peor contienda de la Historia de la Humanidad.


La Segunda Guerra Mundial contribuyó a que emergieran dos superpotencias que buscaban repartirse el mundo: Estados Unidos y la URSS. Y a pesar de que las diplomacias de los países vencedores habían preparado un aparato jurídico para construir la paz, tras el fin de la guerra y desencadenarse el conflicto de intereses se derrumbó. El distanciamiento entre las dos grandes potencias se fue afianzando. Las razones de este enfrentamiento fueron esencialmente ideológicas y políticas.



Guerra Fría
En 1947, la Unión Soviética reconoció que el mundo estaba dividido en dos bloques y acusó a los Estado Unidos y a sus aliados de planear una nueva guerra imperialista con los fines claros de destruir el socialismo y el sistema comunista. De esta manera quedó conformado un sistema internacional bipolar, en el cual una parte del mundo quedó bajo la dirección de los Estado Unidos y la otra, de la Unión Soviética. El conflicto se libró en los frentes político, económico, propagandístico y militar. Los crecientes arsenales nucleares impidieron una guerra directa.