Novela gráfica. Denuncia y crítica social

Se encuentra usted aquí

Medioambiente

En la actualidad la novela gráfica juega un papel importante en nuestra sociedad, los historietistas trasladan a los lectores sus preocupaciones, sus pensamientos e incluso sus reflexiones en torno a cuestiones tan importantes como el calentamiento global, el cambio climático o el futuro incierto que depara al mundo en que vivimos de no reaccionar a tiempo. Por tanto, buscan a través de sus viñetas, de sus textos y de su ingenio concienciar al ser humano de la gravedad de la situación. Empujan al lector a replantearse sus habitos mediante la información y la crítica, así lo hace Alfonso López en su obra Cambio climático y sostenibilidad.

Es pues una realidad que el planeta azul se resiente, que su futuro peligra y que la solución, como apunta Alfonso López en su obra, "no es única ni sencilla pero que una cosa está clara, dicha solución pasará por la concienciación de la sociedad". Esta realidad queda recogida en la página web oficial de WWF España en la que se advierte que "El mundo está cambiando. La crisis económica, ambiental y social son diferentes manifestaciones de un modelo de desarrollo insostenible basado en los principios de explotación de los recursos para extraer el máximo beneficio en el menor tiempo posible, sin considerar el impacto que esto genera en los ecosistemas y las poblaciones". (Fuente: WWF España)

¿Qué son el calentamiento globlal y el cambio climático?

CALENTAMIENTO GLOBAL

Este término se refiere al fenómeno del aumento de la temperatura de la atmósfera terrestre que se ha estado observando desde finales del siglo XIX. Se ha registrado un aumento de aproximadamente 0.8 ºC desde que se realizan mediciones confiables, dos tercios de este aumento desde 1980. Hay una certeza del 90% (actualizada a 95% en el 2013) de que la causa del calentamiento es el aumento de gases de efecto invernadero que resultan de las actividades humanas como la quema de combustibles fósiles (carbón, gasolina, gas natural y petróleo) y la deforestación. (Fuente: Cambio climático global)

CAMBIO CLIMÁTICO

Entendemos por cambio climático, un cambio significativo y duradero de los patrones locales o globales del clima, las causas pueden ser naturales, como por ejemplo, variaciones en la energía que se recibe del Sol, erupciones volcánicas, circulación oceánica, procesos biológicos, entre otros, o puede ser causado por influencia antrópica (por las actividades humanas), como por ejemplo, emisión de CO2 y otros gases que atrapan calor, alteración del uso de grandes extensiones de suelo que causan, finalmente, un calentamiento global. (Fuente: Cambio climático global)

La realidad constata que el Polo Norte se funde, que la superficie de hielo cada vez es menor, que la temperatura aumenta y que como consecuencia la fragmentación del hielo aumenta el riesgo de icebergs dejando animales como osos polares y caribúes aislados del resto. Los glaciares desaparecen, se derriten por el aumento de la temperatura, algo que provocará que para el año 2050 el 75% de los glaciares suizos hayan desaparecido completamente.

Como consecuencia del deshielo el nivel del mar subirá paulatinamente y se registrarán menos precipitaciones, con lo que el agua potable pasará a convertirse en un bien preciado dada su escasez. Aumentará el número de sequías y los fenómenos metereológicos extremos como huracanes, olas de calor o inundaciones serán habituales.

En su obra Wáluk, Ana Miralles y Emilio Ruiz retratan muy bien las consecuencias de la presencia del ser humano en la tundra helada del Ártico, relatando la historia de un osezno, Wáluk, que emprende un viaje junto a un viejo oso, Esquimo. En la introducción Emilio Ruiz afirma "No quiero que desaparezcan los osos del Ártico. El oso polar es mi animal favorito", este relato refleja las consecuencias que el cambio climático y la contaminación humana están provocando en su entorno, y por tanto en los animales que en él habitan.

En  La cuenta atrás Carlos Portela y Sergi San Julián ahondan en la tragedia del petrolero Prestige que el 13 de noviembre del 2002 se accidentó en una tormenta mientras transitaba cargado con 77.000 toneladas de fuel, tras varios intentos por alejarse de la costa terminó hundiéndose a 250 km de la costa gallega. El vertido afectó principalmente a la costa gallega y causó una de las catástrofes medioambientales más grandes de la historia de la navegación. Un desastre ecológico tanto por la cantidad de fuel liberado como por la extensión del área afectada. Los autores perfilan en torno a esta catástrofe una historia que se muestra como una cuenta atrás, ya que arranca un año después de la marea negra y va describiendo en sentido inverso la historia del desastre hasta mostrar cómo era la vida de sus protagonistas antes del naufragio. Se muestra un antes y un después en sus vidas.

El relato hunde sus raíces en un acontecimiento tan dramático como politizado y logra provocar la reflexión y análisis de conciencia del lector gracias a un guión en el que los personajes y las situaciones son creíbles, permitiendo al lector establecer paralelismos entre la obra y la vida real. Un accidente que salpicó el litoral gallego de chapapote y mentiras que afectaron a su entorno y a sus gentes.

Natacha Bustos y Francisco Sánchez publicaron Chernóbil. La zona, obra que hunde sus raíces en un grave y trágico desastre nuclear con consecuencias nefastas para el entorno y sus habitantes. El 26 de abril de 1986 el reactor número 4 de la central nuclear de Chernóbil explotó, desencadenándose la mayor tragedia humana y ecológica de todos los tiempos, sólo comparable con la más reciente de Fukushima (Japón) el 11 de marzo del 2011. Sus autores no buscan el motivo de por qué ocurrió tal desastre sino las cosecuencias de tan terrible tragedia, creando la historia a partir del retrato de tres generaciones de una misma familia.

Las consecuencias del desastre nuclear no se hicieron esperar, la nube radiocativa generada por la explosión se desplazó sobre Rusia, Bielorrusia, Ucrania, Turquía, Grecia, Moldavia, Rumanía, Bulgaria, Lituania, Finlandia, Dinamarca, Noruega, Checoslovaquia, Yugoslavia, Polonia, Alemania, Italia, Irlanda, España, Reino Unido, entre otros muchos lugares; además el accidente se cobró las primeras víctimas, bomberos y personal de rescate que cumpliendo con su deber fueron expuestos a niveles altísimos de radiación. Es evidente que la explosión resquebrajó las vidas de miles de personas, entre ellas, las de los miles de liquidadores encargados de neutralizar las consecuencias, trabajadores cuya misión consistía en limpiar la zona de evacuación de 30 km alrededor del reactor. Este área abarcaba casi un centenar de aldeas y las ciudades de Chernobyl y Pripyat, esta última alojaba a los trabajadores de la planta nuclear de Chernóbil. Esta ciudad fue evacuada en menos de tres horas tras el accidente, desde entonces sus calles permanecen vacías, el desalojo fue forzoso, no había alternativa.

Francisco Sánchez uno de los autores de la obra, visitó Chernóbil, se adentró en la zona de exclusión, donde pudo sacar instantáneas del lugar, documentación gráfica que permitió a Natacha Bustos reproducir en la novela gráfica los usos y modelo de vida soviéticos de mediados de los años ochenta. Así encontramos en la novela viñetas tan cercanas a la realidad como estas que se muestran a continuación.

Esta novela gráfica recoge uno de los mayores desastres medioambientales de la historia, parajes devastados, tierras hasta el momento cultivables ahora inservibles, bosques arrasados, territorios desolados, miles de muertes, enfermedades y desolación. Tras este tipo de accidentes se plantean alternativas al uso de energía nuclear, razonamientos más sensatos que abogan por energías renovables y más seguras.

Los ilustradores recogen en sus obras acontecimientos reales, y, a veces, inventados; en ocasiones recurren a hechos concretos como el accidente de la planta de Chernóbil y en otras imaginan realidades ficticias, como ocurre en la obra Toxic planet. En ella se muestra una posible ralidad no deseada, en la que los protagonistas viven en un mundo rebosante de polución. Industria, contaminación o máscaras de gas son elementos imprescindibles en esta historia.