Las viñetas se llenan de ciencia

Se encuentra usted aquí

Spiderman

Peter Parker un estudiante de instituto, recibe la picadura de una araña radiactiva en una feria de ciencias. Cuando la fiebre y el dolor pasan,  Perker se encuentra que tiene la agilidad y la fuerza proporcional de una araña, además de la habilidad de trepar por las paredes.

Los conocimientos científicos del joven, le capacitan para desarrollar un hilo que dispara a través de pequeños cañones que lleva en su muñeca y que le permiten trasladarse mientras se balancea en un extremo del hilo.

Modo de transporte

Cuando Peter Parker se viste de Spiderman, recorre la ciudad colgado de un hilo de tela de araña que es capaz de soportar su propio peso.

¿Es esto posible? Parece ser que sí. La tela de araña es el material natural más resistente conocido. El biólogo Rainer Foelix, en su libro Biología de las arañas, enumera hasta siete tipos distintos de seda con idéntico número de glándulas diferentes. Cada seda tiene un uso específico; una de ellas, de gran resistencia, es la que utiliza para colgarse de los tejados, es su “hilo de la vida”. Otro hilo está diseñado específicamente para absorber el impacto de cualquier insecto que choque contra él sin romperse y sin comprometer la estructura de la red. Un tercer hilo sirve de “armazón” a la red uniendo características de rigidez y elasticidad en proporciones adecuadas. La seda de araña tiene cinco veces más resistencia que el acero y dos veces más que el kevlar comparando piezas del mismo peso.

Materiales

La compañía canadiense Nexia ha introducido en cabras, y también en vacas, el gen que les permite a las arañas fabricar la proteína para su tela. Cuando los animales son ordeñados, en su leche se encuentra esta proteína en grandes cantidades. Mediante un sistema de síntesis, los bioquímicos logran “deshilar” la proteína y luego hilarla para fabricar “bio-acero” en grandes cantidades.