ImaginArtium: acercar a los niños el mundo del arte

Los museos, conscientes del potencial que las nuevas tecnologías presentan, han prestado especial atención al desarrollo de sus páginas web. En estas, los espacios dedicados al área educativa están repletos de juegos y aplicaciones, realmente didácticas y divertidas, con las que logran acercar el arte e incluso desarrollar las destrezas artísticas de sus visitantes más jóvenes.

El desarrollo de los sitios web de centros y museos ha evolucionado enormemente. En un principio, en aquellos centros que disponían de web, se posibilitaba la mera consulta de información, posteriormente y gracias a la digitalización de los fondos el usuario se convirtió en un visitante virtual, y a medida que las nuevas tecnologías han evolucionado se han integrado elementos como guías didácticas, juegos interactivos, las redes sociales, etc... En la actualidad, estos recursos no solo se contemplan como un elemento de unión entre el centro y el usuario en un entorno virtual sino que también se emplean en el propio centro, in situ, "facilitando una estrategia de aprendizaje diferente y más accesible".

"Los últimos veinte años en la historia de la red han estado marcados por la vuelta a los orígenes de Internet entendido como un entorno para comunicar, producir, difundir, mejorar y editar conocimiento por y para la comunidad” (Prendes y Solano, 2008).

La evolución de la web ha influido en el modelo que los museos han desarrollado sus páginas. La web 1.0 en la que los usuarios estaban limitados a la observación pasiva de la información evolucionó hacia la web 2.0 o Web Social en la que crear, colaborar y compartir contenidos es posible. En la actualidad, se habla de la web 3.0 o Web Semántica que aunque ha adquirido importancia en los últimos tiempos carece de una definición definitiva consensuada.

Para las instituciones museísticas disponer de un espacio web es, hoy en día, indispensable. Por un lado, destacar su función comunicativa, los más jóvenes emplean de forma natural la web como medio de conocimiento y comunicación por lo tanto se genera un diálogo a través de la misma; por otro, la función educativa, que permite a los centros generar una estrategia de aprendizaje distinta, lúdica y enriquecedora adecuando sus contenidos y permitiendo una navegación fácil e intuitiva hecha a medida para los más pequeños.

En algunos casos, el éxito de los espacios destinados al contenido educativo ha sido tal que los propios centros han desarrollado una web exclusiva en la que volcar todos sus programas educativos, incluyendo además aplicaciones propias de la web 2.0. Ejemplo de esto es el caso del MuseoThyssen-Bornemisza de Madrid, considerado uno de los museos que más fuerte ha apostado por volcar sus programas educativos en la web. La palabra EducaThyssen hace referencia, por un lado, al programa didáctico impulsado por el MuseoThyssen-Bornemisza y, por otro, al portal en la web del Área de Educación del museo.

Según se explica en la propia página web "EducaThyssen.org es en sí misma un proyecto educativo más del Área. Primero porque es una herramienta que ofrecemos a la sociedad llena de recursos educativos [...] planteados como una experiencia, porque para nosotros la labor educativa en los museos debe ser ante todo una experiencia, educativa y motivadora, que acerque a la sociedad el conocimiento que albergamos. [...] es un proyecto educativo porque entendemos esta Web como un laboratorio en el que experimentar con nuevas formas de transmitir el conocimiento, y que nos permite trabajar con personas que no tienen un acceso sencillo al Museo [...] es también un lugar de encuentro, de intercambio de conocimiento [...]".

Por su parte, Tate Kids está considerado como el mejor destino de arte en línea del mundo para 5 - 12 años. Se trata del sitio web para los más jóvenes de la Tate Gallery. Es diferente del portal institucional, con una estética vinculada a las artes plásticas pero también al juego. Es un espacio en línea para divertirse con juegos de arte, escribir historias, y subir y compartir arte con otros niños de todo el mundo. Ofrece herramientas online para que los más jóvenes creen sus propias obras o interactúen con las del propio Museo. Y todo ello con un fácil acceso y bien organizado.

Otro ejemplo sería NGA-KIDS. Es el espacio que la Galería Nacional de Arte (Washington) reserva para promocionar el arte entre los más pequeños. Esta sección ayuda a los niños a desarrollar habilidades de interpretación y de análisis a través de actividades interactivas de pintura y escultura en la Galería Nacional de Arte.
Esta página web en inglés contiene infinidad de herramientas interactivas a través de la cuales los niños se familiarizan con las obras del museo así como con las técnicas de composición de un cuadro, el color, la fotografía digital, la creación de collages o de obras abstractas. Algunas actividades se centran en una obra de arte, detallando el contenido y el contexto de su creación. Otros proporcionan imágenes de alta calidad para la observación detallada. 

En 2015 el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York lanza #MetKids. Se trata de una página web hecha para, con y por los niños. Contiene 40 vídeos y más de 125 objetos destacados, datos curiosos, e ideas de proyectos procedentes de toda la colección del Met.