Cine documental o el tratamiento creativo de la realidad

Se encuentra usted aquí

El documental en primera persona - El documentalista estrella

"Para mi el montaje es el juego del cine, es donde hago descubrimientos. Mis filmes no se ensamblan a partir de ideas preconcebidas o construcciones apriorísticas. Es como si comenzara con el lienzo en blanco, pongo algo y miro cómo queda. Cada día cuestiono lo que hago, una y otra vez"

(Alan Berliner)

Alan Berliner nació en Brooklyn, Nueva York. Estudió cine en la universidad, donde además de ver y analizar películas, estudiaba otros campos artísticos como la fotografía, la escultura o el vídeo. Esta formación tan amplia le sirvió posteriormente para realizar trabajos paralelos como director de cine y como creador de instalaciones audiovisuales. Durante sus primeros años como cineasta su trabajo será muy abstracto, minimalista y conceptual. Sin embargo, evolucionaría hasta conseguir que sus películas fueran algo muy diferente. Realizará películas muy personales sobre su familia, que nada tienen que ver con sus inicios abstractos.Según ha confesado Alan Berliner, entre los cineastas que más han influido en su carrera están Vertov, Ruttmann, Orson Welles y algunos cineastas experimentales contemporáneos como Michael Snow, Hollis Frampton, Bruce Conner, Ernie Gehr y Larry Gottheim.

Después de diez años trabajando dentro de la tradición del llamado cine de metraje encontrado, a través de cortometrajes como City Edition, Myth in the Electric Age o Everywhere at Once, en 1986 se da a conocer en todo el mundo gracias a la película The Family Album, su primer largometraje documental. Esta película fue realizada con películas domésticas de más de setenta y cinco familias norteamericanas rodadas entre 1920 y 1950. A esta película le siguen otros tres trabajos que también estarán relacionados con en tema de la familia y de la identidad personal. Intimate Stranger de 1991, Nobody’s Businnes de 1996 y The Sweetest Sound de 2000.

En ARTIUM.En ARTIUM.En ARTIUM.

En el caso de la directora de origen mexicano Lourdes Portillo, también recurrirá a las raíces de su familia para el documental The devil never sleeps (El diablo nunca duerme, 1994). La directora vuelve a su lugar de nacimiento para investigar la muerte de su tío. La mayor parte de las películas de Portillo tienden a centrarse en América Latina y la experiencia de América Latina en los Estados Unidos. En Las madres: The mothers of Plaza de Mayo (1986), la directora se vuelca en la lucha por la justicia de la famosas madres de mayo argentinas.

Lourdes Portillo.El diablo nunca duerme (1994).

A diferencia de los anteriormente mencionados, existe otro tipo de documentalista en el que la estrella del documental es el propio director como en el caso de los directores Michael Moore, Nick Broomfield o Morgan Spurlock.

Michael Moore es un cineasta documentalista estadounidense muy conocido su visión crítica de la globalización, la invasión de Irak,  y las políticas del gobierno de George W. Bush... A finales de los años 80 consiguió un gran éxito con Roger & Me (Roger y yo), un documental que narraba lo sucedido en su pueblo natal cuando la empresa General Motors cerró y decidió instalarse en México para abaratar costes. En 1997 realiza The big one, donde denunciaba la explotación de las grandes multinacionales. La fama internacional le llegaría en 2002 con Bowling for Columbine, una dura crítica contra la posesión de armas y la violencia en su país.

En ARTIUM.En ARTIUM.En ARTIUM.

El director londinense Nick Broomfield abandonó el estilo observacional de sus inicios para pasar a un tipo de cine más experimental y de investigación. En Heidi Fleiss: Hollywood Madam (Heidi Fleiis: La Madam de Hollywood, 1996), una película documental sobre la figura de Heidi Lynne Fleiss, una proxenetaestadounidense, conocida como la "Madam de Hollywood". En Driver and the driver's wife (El líder, su chofer y la mujer de éste, 1991), Bromfield mostró la lucha personal por conseguir una entrevista a Eugène Terre Blanche, un policía que sembró el terror en Sudáfrica.  

En el caso del director estadounidense Morgan Spurlock pasó a ser conocido internacionalmente por el documental Super Size Me. Durante el mes Spurlock comió durante tres veces al día los alimentos de la cadena McDonalds, el resultado fue un alarmante empeoramiento de su salud.