Kepa Garraza

Se encuentra usted aquí

Obras en Artium

Título: Chaïm Soutine, París, 1943.
Técnica y soporte: Pintura al óleo sobre tela.
Descripción: Obra perteneciente a la serie Y los llamamos ángeles caídos, en la que reconstruye las muertes de algunos de los artistas más importantes de la historia, sobre todo las que sucedieron en circunstancias trágicas o violentas.
La muerte del pintor expresionista Chaïm Soutine sucedió en una mesa de operaciones, cuando estaba siendo intervenido de una úlcera de estómago con hemorragia interna en el año 1943. Así mismo lo representa Kepa Garraza, justo en el momento en el que la enfermera se limpia las manos tras terminar la fallida operación y cubrir el rostro de su cuerpo ya muerto.La iconografía está inspirada sobre todo en los Cristos Yacentes de la escuela de escultura del barroco en España.
 



Título: Théodore Gericault, París, 1824.
Técnica y soporte: Pintura al óleo sobre tela.
Descripción: Esta obra pertenece a la misma serie de pinturas. Representa al pintor romántico Gericault muerto en su dormitorio. Debido a una caída cuando montaba a caballo sufrió innumerables lesiones que le obligaron a permanecer once meses postrado en la cama con enormes dolores y someterse a varias operaciones quirúrgicas. En la pared de fondo aparece una de sus pinturas más truculentas, la cabeza de un guillotinado, que contrasta con la blancura predominante en toda la escena.


 



Título: Sin título 1.
Técnica y soporte: Pintura al óleo sobre tela.
Descripción: Su obra pictórica utiliza una deliberada literalidad para plantear una reflexión acerca del mundo del arte y su papel dentro de la sociedad. Desde una sólida inmediatez, utiliza el metalenguaje para cuestionar los procesos de legitimación institucionales y hablar con ironía de sus discursos hegemónicos, y de la fragilidad estructural que refleja el estado de una sociedad en permanente crisis. A partir de recursos como el apropiacionismo, el autorretrato y el cliché -en esta ocasión el propio artista frente a un marco vacío en lo que parece ser la sala de un museo- ironiza en torno al carácter icónico y la fetichización de la obra de arte y los mecanismos de la configuración del gusto oficial. Autor del Comentario: Blanca de la Torre, 2012.