Joan Miró

Se encuentra usted aquí

Los museos de Miró

Fundació Joan Miró (Barcelona)

En la Fundació Joan Miró de Barcelona se encuentran algunas de las más importantes obras de este artista. Forman parte de su colección más de once mil obras, siendo 240 de ellas pinturas, 175 esculturas, 9 textiles, 4 cerámicas, la obra gráfica casi completa y unos 8.000 dibujos, procedentes de las donaciones del propio artista y de particulares.

La idea surge del propio Miró en 1968, que desea crear una fundación con objeto de que hubiera un lugar donde exponer sus obras al público. En 1975 se materializa el proyecto y el 10 de junio de ese año se inaugura con sede en un edificio construido por el arquitecto Josep Lluis Sert en la montaña de Montjüic. Sert concibe el edificio como un espacio abierto, con patios y terrazas interiores articulados en torno a un patio cuadrado, con los elementos típicos de la arquitectura popular catalana. En 1986 el edificio se amplía para dar cabida a la biblioteca y al auditorio. El patronato en origen estaba formado por miembros seleccionados por el propio Miró. Actualmente la administración pública forma parte del patronato.

La colección del museo permite realizar un completo recorrido por la trayectoria de este artista, partiendo de sus primeros esbozos hasta llegar a las obras de grandes dimensiones de su etapa tardía. La exposición permanente se articula en torno a nueve espacios, dedicados cada uno de ellos a una parte de la obra de Miró: cerámica, tapices, escultura, pintura, etc.

Además de mostrar la colección permanente, el museo organiza exposiciones temporales relacionadas con otros artistas, y exposiciones itinerantes de su colección para dar a conocer la obra de este artista. Cuenta también con el espacio Espai 13, para impulsar a jóvenes artistas.

Algunas de las obras presentes en la colección del museo son:

 

Fundació Pilar i Joan Miró a Mallorca: http://miro.palmademallorca.es/

Fundació Pilar i Joan Miró a Mallorca.

Esta fundación se inaugura en diciembre de 1992, tras un largo proceso iniciado en 1981, cuando Joan Miró y su esposa Pilar Juncosa donan al Ayuntamiento de Palma de Mallorca los cuatro talleres en los que el artista había trabajado desde 1956 y gran cantidad de obras pertenecientes al artista.

En 1987 se encarga al arquitecto Rafael Moneo la construcción de la sede de la fundación en el recinto de los terrenos de Son Boter y Son Abrines, abriéndose al público cinco años más tarde.

Así, conforman el espacio de la Fundació, el taller diseñado por Josep Luis Sert, el terreno de Son Boter y el edificio proyectado por Rafael Moneo.

La Fundació Pilar i Joan Miró a Mallorca permite conocer la obra de Joan Miró en el ámbito en que fue concebida: sus talleres, su casa, su refugio. Además es un centro cultural y artístico interesado en difundir el arte contemporáneo, los encuentros culturales y el intercambio de ideas.

La colección permanente de la Fundació la componen sobre todo obras donadas por el artista que proceden de sus talleres en Mallorca, y contiene fundamentalmente pinturas, dibujos y obra gráfica, aunque también incluye otras piezas y un significativo fondo documental.

Algunas de las obras que se pueden contemplar en una visita a la Fundació son: