La pasión de Juana de Arco

Se encuentra usted aquí

Sinopsis

La historia del juicio a Juana de Arco le sirve a Dreyer para hacer uno de sus rigurosos ejercicios sobre las pasiones humanas y la actitud ante el sufrimiento. El personaje de Juana de Arco comenzó a interesarle en 1920, cuando fue canonizada. Con este film pretendía expresar el triunfo del alma sobre la muerte. Los primeros planos, muy cercanos, de la protagonista, buscan conmover al espectador, mostrando el carácter de la joven y el espíritu de la época. Con sus impactantes encuadres, Carl Theodor Dreyer convenció al mundo de que el cine podía ser arte (Fuente: Culturalia).