Se encuentra usted aquí

Objetos esculturales

Hatoum ha alienado objetos como una silla de ruedas sustituyendo los puños por cuchillos. Tanto Untitled (Wheelchair) (sin título [Silla de ruedas], 1998), como Marrow (Médula), una cama de goma, eran objetos estéticos inútiles en la línea de los objets trouvés o las sculptures involontaires del surrealismo.


En cambio, un objeto como la cortadora de verduras de Hatoum, con un tamaño 21 veces superior al habitual y titulada La Grande de Broyeuse (Mouli-Julienne x 21) (La trituradora gigante: [Mouli-Julienne x 21]), realizada en el año 2000, tenía una escala humana que le daba un aire de instrumento de tortura. Esta asociación era consciente, ya que la obra se inspiraba en La colonia penitenciaria de Kafka, que trara sobre las cárceles y la tortura.


En estas obras conceptuales tan afinadas, Hatoum altera los puntos de vista y los sistemas de valores habituales. Contienen una crítica implícita a los hábitos de percepción que inmediatamente ahuyentan las cosas desconocidas o extrañas. El artista conceptual italiano Piero Manzoni consiguió ya en 1961 un cambio similar en la jerarquía de la visión. En su escultura Socle du Monde (El pedestal del mundo) Manzoni firmaba mediante una inscripción en un cubo de hierro, que era el “pedestal del mundo”, es decir, que el mundo se apoyaba en una base que él había creado.


Entre 1992 y 1993, Hatoum repitió la reivindicación de Manzoni con una ligera diferencia significativa. Su cubo estaba cubierto de limaduras de hierro que, polarizadas por miles de imanes minúsculos pegados a la superficie, formaban un diseño orgánico. El patetismo minimalista de Manzoni se transformó en un juego de fuerzas que oscilaba entre la forma y la no forma. Así, su Socle du Monde, 1992-93, es más un estado psíquico que una representación del mundo.


Socle du Monde 1992-1993.

Untitled (Wheelchair),1998.Mona Hatoum traslada ese lenguaje formal, frío y racional, que impuso el arte minimal en los años sesenta a una dimensión traumática. Sus objetos e instalaciones no son neutrales como los anteriores, sino que están llenos de asociaciones y son opresivamente plásticos. En Divan Bed, 1996, un cubo tumbado sobre un lado, que posee una superficie de acero de color herrumbre y una apertura en la juntura, hace que el diván se convierta en un ataúd. En Pin Carpet, 1995, un suelo, que por ejemplo Carl Andre ideó en forma de área practicable, se convierte en una alfombra con clavos.


Divan Bed, 1996.


El punto de referencia en las obras de Hatoum es el cuerpo. Por lo tanto, es especialmente importante el trabajo paralelo en sus objetos y en sus performances. Su propio cuerpo, que empleó en muchas acciones y vídeos, es un símbolo tanto del cuerpo femenino como del amenazado, que en los objetos se traslada al del observador.