Miquel Barceló

Se encuentra usted aquí

Escultura

Halterophilie, 2004. Bronce con pátina, 97 x 18 x 16 cm.

 Tal y como ocurre con la cerámica, la escultura es un resultado lógico en la evolución pictórica de Miquel Barceló. Las formas, los relieves que pone de manifiesto en las pinturas, acaban independizándose del lienzo y desembocando en formas escultóricas, de modo que su escultura parece una extensión del aspecto pictórico del artista. Hay una relación en la obra de Barceló entre sus tres disciplinas principales, pintura, cerámica y escultura.

Aunque anteriormente había creado algunas esculturas en yeso que después pasaba a bronce, hasta 1993 Barceló no finaliza su primera gran serie escultórica. Estas obras tienen relación temática con la pintura que realiza durante ese periodo. Son trabajos en bronce modelados, no tallados. Hay animales alegóricos, como Animal de pintor (1993), mitad perro mitad gato, subido sobre tres botes de pinceles, o motivos típicos del mundo artístico de Barceló. Posteriormente aumenta el tamaño de sus esculturas, aunque sigue haciendo algunas reducidas, siempre con una temática similar a la pintura.

 

Animal del pintor, 1993. Bronce patinado, 48 x 70 x 36 cm.