Biografía y obra

Gordon Bunshaft nació en Buffalo, Nueva York, el 9 de mayo de 1909. Se graduó como arquitecto en el MIT-Instituto de Tecnología de Massachusetts  en 1933 y dos años más tarde obtuvo el grado de Máster en Arquitectura  en la misma escuela. Bunshaft recibió tanto el MIT Honorario Traveling Fellowship y la beca de viaje Rotch, lo que le permitió viajar por Europa y el norte de África desde 1935 hasta 1937. En su primera visita a Europa conoció al arquitecto Walter Gropius, fundador de la escuela de la Bauhaus, que le introdujo en los presupuestos arquitectónicos de esta escuela. A su regreso a los Estados Unidos entra como jefe de estudio en la prestigiosa firma neoyorquina Skidmore, Owings & Merrill (S.O.M.), donde permaneció hasta 1942. En 1946 volvió a formar parte de dicha firma, después de servir en el cuerpo del ejército de los Estados Unidos.


Sus cuarenta años de diseño de obras maestras de la arquitectura moderna demuestran una comprensión de la tecnología moderna y de los materiales que es insuperable. Bajo la firma de Skidmore, Owings and Merrill, Bunshaft colaboró con muchos artistas en sus proyectos.


Las obras del arquitecto Gordon Bunshaft, desarrolladas mientras trabajó en la empresa multinacional S.O.M. - Skidmore, Owings & Merrill - agrupan una serie de atributos constructivos que reflejan el ámbito en el cual alcanzó su máxima expresión artística. La Lever House, acabada en 1952, atrajo fama y encargos a la firma, siendo uno de los paradigmas para la concepción de edificios de oficinas modernos. La estructura laboral de la empresa S.O.M. se basaba en tres aspectos básicos: la arquitectura moderna, los métodos organizacionales estadounidenses y el dominio y desarrollo de las técnicas y materiales constructivos industrializados disponibles. Hacia los años sesenta, los proyectos de S.O.M. pasaron a tener estructuras soportantes más expresivas y refinadas técnicamente, potenciando atributos formales y adquiriendo más funcionalidades. La oficina de Nueva York, con Gordon Bunshaft a la cabeza, introdujo unidades prefabricadas de hormigón en sus proyectos, originando la mayoría de las aplicaciones posteriores de dicho material. En ese contexto, se construyeron edificios en los que la estructura prácticamente determina la forma resultante.


Bunshaft influyó en la arquitectura empresarial e industrial de América a través de sus exitosos esfuerzos por crear una identidad arquitectónica identificable y respetuosa para sus clientes. Convenció a las empresas de que la arquitectura contemporánea estadounidense podría servir como una firma.


Gordon Bunshaft ha sido acreditado con la apertura de una nueva era de diseño de rascacielos con su primer gran proyecto de diseño en 1952, la Lever House de Nueva York. Muchos consideran que es la piedra angular que establece el estilo internacional como norma de las empresas estadounidenses en la arquitectura, por lo menos hasta la década de 1970.



Posteriormente, proyectaría otras obras igualmente interesantes entre las que cabe destacar el El Manufacturers Hanover Trust Bank Branch, ubicado en Manhattan. En la Beinecke Library, en la Universidad de Yale, envuelve con una luz tenue la colección de libros antiguos y manuscritos. En el Hirshhorn Museum, en Washington, por el contrario, el arquitecto proyecta un enorme búnker cilíndrico en medio de un jardín de esculturas.


Su último proyecto antes de retirarse de SOM fue el Banco Nacional de Comercio de Jeddah, Arabia Saudita, terminado en 1983. En tres niveles, a cada lado del edificio hay logias que el arquitecto denomina "jardines en el aire." Él mismo reconoció: "Creo que este es uno de mis mejores y más exclusivos proyectos."



La obra de Gordon Bunshaft aúna racionalidad, exactitud, contención formal y un excelente manejo de la escala. Exploró en sus inicios las posibilidades sintácticas del acero y el vidrio para finalmente adentrarse en un ámbito más expresivo acompañado del uso de la piedra o el hormigón.


Gordon Bunshaft fue galardonado con un gran número de premios como el Brunner Memorial, la Medalla de Oro de la American Academy and Institute of Arts and Letters en 1984, la Medalla de honor de la división de Nueva York del American Institute of Architects y el premio Pritzker en 1988, junto al brasileño Oscar Niemeyer. El premio Pritzker reconoce la calidad y la importancia de las dos contribuciones paralelas y complementarias. Bunshaft y Niemeyer representan los lados opuestos de la arquitectura modernista: lo racional y lo romántico, lo poderosos y lo poético. Estos dos arquitectos han ejercido un profundo impacto a través de los edificios que han definido la vida y la arquitectura del siglo XX de una manera significativa e irreversible. Ambos se han comprometido con el vocabulario y las ideas de Le Corbusier y Mies van der Rohe.


Gordon Bunshaft, uno de los arquitectos más importantes del siglo XX, falleció el día 6 de agosto de 1990 en Nueva York, a los 81 años de edad.