Los estigmatizados (1922)

Cuenta la historia de una aldea rusa durante la Revolución de 1905. La joven Hanna-Liebe (Polina Pickowska), que vive en un guetto judío en un pueblo ruso, se ve forzada a abandonar su amistad con el joven Fedja (Richard Boleslawski), que no es judío. Cuando se enamora de Sascha (Thorleif Reiss), que tampoco es judio, Hanna le sigue a San Petesburgo. Allí ella se une a su hermano Segal (Vladimir Gajdarov), y se entera de que Sascha ha entrado a formar parte de un grupo revolucionario... La película estuvo mucho tiempo perdida y está considerada como una de los filmes más fascinantes de Dreyer.