Proyecto Tindaya

"Hace años tuve una intuición, que sinceramente creí utópica. Dentro de una montaña crear un espacio interior que pudiera ofrecerse a los hombres de todas las razas y colores, una gran escultura para la tolerancia”.[15]

 

La Montaña Mágica de Tindaya. El proyecto más ambicioso y polémico de Chillida. Tanto, que aún no ha sido llevado a cabo desde que en 1994 el artista aceptara la propuesta. Había recibido propuestas de otros lugares que no le convencieron hasta que José Antonio Fernández Ordóñez le habló de Fuerteventura y de esta montaña.

Lo que Chillida pretende es crear un lugar sacando la materia y metiendo el espacio. Un espacio que reciba la luz del sol y de la luna y que mire al horizonte y a la mar.

Esta idea, relacionada una vez más con el “eterno” juego entre espacio y vacío, es la esencia de este proyecto. No se trata de una escultura que se coloca en un lugar, sino que de su propio vacío nace el lugar.

Sin embargo, esta idea no es nueva en la obra y pensamiento de Chillida. El planteamiento de querer introducir el espacio dentro de la materia se encuentra plasmado ya en obras como Mendi-Hutz de 1984 (Montaña vacía en euskera) y Elogio de la luz XX de 1990. Sin embargo, la obra que mejor define este concepto es Elogio del Horizonte, realizado en hormigón y situado en el Cerro de Santa Catalina, en Gijón.

 

____________________

[15] Chillida, Eduardo. En: “Proyecto Monumental Montaña Tindaya”, declaración de Eduardo Chillida enviada a la prensa en julio de 1996. http://www.elpais.com

Descripción técnica

El proyecto se materializa en la creación de un enorme cubo con paredes de traquita en el interior de la montaña que, si bien tendrá una consideración unitaria, contará con tres elementos:

-Cámara central. Aunque las dimensiones definitivas deberán establecerse en función de los estudios geológicos, la cavidad podría llegar a medir 50 metros de lado y será de forma cúbica pero sin ángulos rectos.

-Embocadura de entrada. Orientada al oeste, tendrá una longitud aproximada de 70-80 metros y una altura y anchura de 15 metros. Su base se hallará a un nivel inferior al de la cámara central de manera que no se entorpezcan las vistas de los que se encuentran en el interior de la cavidad observando el horizonte.

-Embocaduras superiores. A través de ellas se iluminará la cavidad con la luz natural procedente del sol y la luna. Tendrán una longitud aproximada de 25 metros desde la parte superior de la cámara hasta una cota cercana a la cima de la montaña. Ambas salen a la superficie de la montaña, una en la vertiente norte y otra en la sur, pero sin que se aprecie en la distancia su presencia.

Como se comentaba anteriormente, el proyecto no ha sido finalizado debido a las fuertes discrepancias existentes en distintos sectores. Frente a estas posturas, esto es lo que en 1998 decía Eduardo Chillida: «Es uno de los proyectos más importantes de mi vida, pero hay unos señores, por llamarles de alguna manera, que no quieren hacerlo. No me lo trago —reflexionaba en alta voz—, y mientras no se acepte con claridad no se hará». Y continúa: «No estoy para negocios, mi única ambición es crear un espacio útil para toda la humanidad, que cuando un ser humano entre en ese cubo vacío de 50 por 50 por 50 metros sienta en su plenitud la pequeñez humana; pero para hacerlo mal, es mejor no hacerlo. Si Tindaya se hace será la culminación de un sueño, de la búsqueda del gran espacio».

 

Cronología

1994      

Eduardo Chillida acepta la propuesta de Canarias para la realización de su proyecto en la isla de Fuerteventura.

1997      

El Gobierno canario aprueba la idea del escultor desarrollada con José Antonio Fernández Ordóñez. Sin embargo, surgen denuncias de irregularidades.

1998      

Adjudicación del proyecto, incluidos los estudios geotécnicos y las obras con un precio de 8450 millones de pesetas y un plazo de ejecución de cuatro años.

2000      

La Administración canaria paraliza el proyecto al querellarse contra la UTE (Unión Transitoria de Empresas) adjudicataria. Por otro lado, varios responsables políticos de la gestión son llevados antes los tribunales.

2003      

Puesta en marcha del proyecto y elaboración de un estudio de alternativas.

2005      

Actualmente se encuentran en la segunda fase del proceso en la que se tratará de determinar la viabilidad del proyecto. Se están realizando sondeos y pruebas de laboratorio in situ, cuyos resultados se conocerán en junio de 2005.

Tindaya es la culminación de toda la trayectoria escultórica de Chillida, de ese juego entre el espacio y el vacío. La esencia de su escultura plasmada en una montaña. Veremos si, finalmente, este proyecto ve la luz.