Muerte de un miliciano (1936)

El 5 de septiembre de 1936, Robert Capa captó una de las imágenes más conocidas de la Guerra Civil Española,  la Muerte de un miliciano. La fotografía mostraba el asesinato de Federico Borrell García,  un soldado republicano durante la Guerra Civil Española,  en el cerro Murriano en Córdoba.

Capa había pasado todo ese día tomando fotos del escuadrón de Borrel, y casualmente tomó la instantánea en la que una bala acaba con su vida. La veracidad de la fotografía ha sido cuestionada en ocasiones, dando lugar a numerosas hipótesis sobre la instantánea. La imagen  ha pasado a la historia como el icono de la Guerra Civil Española.