Temática

El genio de Picasso como hemos visto no se centró sólo en la pintura, sino que investigó y se entusiasmó con otras técnicas artísticas, desde la escultura, el grabado, el dibujo, la cerámica o los carteles. Sin embargo, y a pesar de la variedad técnica, el grueso de su obra muestra una temática común. Picasso solía acudir a una serie de temas recurrentes a lo largo de toda su carrera artística, independientemente de que fuera pintura, escultura o cerámica. Temas que utilizó al principio de su carrera y a los cuales recurrió a lo largo de los años. A lo largo de su vida los diferentes hechos marcaron su vida personal y artística: la Primera y la Segunda Guerra Mundial, el bombardeo de Gernica, el nacimiento de sus hijos, el ser nombrado director del Museo del Prado, el vivir al lado de un circo en una de sus estancias en París. Estos hechos fueron trasladados a su obra convirtiéndose en temas característicos: el circo, los arlequines, los deportes, la tauromaquia, las modelos y los desnudos femeninos, los horrores de la guerra, interpretaciones personales de obras de los grandes maestros de la pintura, la paloma de la paz, búhos, maternidades y niños.

Desnudos femeninos, las modelos

El tema de la mujer, ya sea sola o acompañada, y sobre todo el tema de la modelo y su relación con el artista fue uno de los temas más conocidos del genio malagueño. Su particular visión de la mujer se hace patente en sus numerosas obras.

Las Señoritas de Avignon, 1907.Figuras a orillas del mar, 1931.

 

 

 

 

 

 

 

 Pintor Rembranesco con su modelo, 1968.La vida, 1903.

 

 

 

 

 

 

 

El circo y los arlequines

El tema del circo, los arlequines, equilibristas y acróbatas es un tema que se repite a lo largo de los años. Su estancia en París en el barrio de Montmarte, cercano a un circo, hizo que su entusiasmo por este mundo bohemio y artístico se incrementara con los años.

 

Dos acróbatas con perro, 1905.Arlequín, 1915.Arlequín, 1901.El loco, 1905.

 

 

 

Guerra y paz

Sin duda se trata de uno de los temas con el que Picasso llegó a realizar sus mejores trabajos. La crueldad de la guerra y su repercusión en las gentes del pueblo fueron plasmados con gran genio en sus obras. Las sucesivas guerras que Picasso tuvo que vivir, y el posterior momento de paz fueron captados por este genio con toda su intensidad.

 

 Masacre en Corea, 1951. Mujer llorando I, 1937.

 

 

 

 

 

 

Gernica, 1937.

 

Hombre por la paz, 1950. Cartel segundo congreso por la paz, 1950.

 

 
 

 

 

 

 

 

Picasso visto por Picasso

Picasso se autorretrató en numerosas ocasiones a lo largo de su vida. A través de estas pinturas podemos ver la imagen que de sí mismo tenía este gran maestro.

Autorretrato con cabello corto, 1896.Autorretrato, 1901. Yo, Picasso, 1901.

 

 

 

 

 

 

 

 

Autorretrato con paleta, 1906. Autorretrato, 1907. Autorretrato, 1917.

 

 

 

 

 

 

 

 

Hombre sentado (Autorretrato), 1965.Autorretrato.Autorretrato.

 

 

 

 

 

 

Reinterpretaciones de los clásicos

Picasso gran admirador de los grandes genios de la pintura hizo su propia reinterpretación de algunos de los grandes cuadros de la historia de la pintura. Además el hecho de ser nombrado director del Museo del Prado no hizo más que acrecentar su interés por ellos.

 

Merienda en el campo según Manet, 1960.Merienda en el campo de Edouard Manet, 1863.

 

 

 

 

 

 

 

 

Las Meninas (según Velázquez), 1957.Las Meninas de Diego Velázquez, 1656-57.

 

 

 

 

 

 

 

 

Retratos de familia

Picasso siempre encontró en su entorno familiar temas que utilizar en su trabajo. Ya desde sus inicios con la famosa pintura en la que retrataba a su hermana haciendo la comunión, sus padres, tías hasta los retratos que hizo de sus diferentes compañeras sentimentales y de sus hijos. 

 

La primera comunión, 1896.Retrato de la madre del artista, 1896.Retrato de la tía Pepa, 1896.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Olga con mantilla, 1917.Paulo vestido de Arlequín, 1924.Jacqueline sentada, 1964.

 

 

 

 

 

 

 

 

Claude con su caballito, 1949.Retrato de Maya, 1938.Paulo Picasso, 1923.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tauromaquia

Los toros, el mundo de toreo, los picadores, los toreros, la tauromaquia en definitiva fue sin duda uno de los temas favoritos de Picasso. Lo utilizó en platos, jarras, grabados, pinturas y esculturas. Picasso fue un gran aficionado al arte del toreo. De hecho sus visitas a las plazas de toros eran muy numerosas, sentía un especial interés hacia este mundo tan arriesgado y lleno de sentimiento.

 

Cabeza de toro, 1942. Toro bravo, 1957. Alanceando a un toro, 1957.