Manuel Rufo

 

Biografía

Manuel Rufo nació en Sevilla el 18 de septiembre de 1954. Su trayectoria profesional se inica a finales de los años ochenta cuando comienza a exponer de manera ininterrumpida y pasa a formar parte de los círculos artísticos de la época. Con el uso de la fotografía como agente principal en sus concepciones organizativas, su obra traspasa, permanentemente, el límite del plano y evoluciona a distintas dimensiones. Afirmaba Fernando Huici en El País (29/01/1988) "El trabajo de Manuel Rufo es el de un artista de talante e invención febriles que posee una capacidad de produción poco común, una gran eficacia plástica y ante todo un proceso de búsqueda muy personal".

Tras su primera exposición individual en la Galería Ángel Romero de Madrid en 1988, con la que un año más tarde, en 1989, acudiría a ARCO, su obra participó tanto en muestras individuales en Palma de Mallorca, Valencia, Sevilla, Bruselas, entre otras ciudades, como en colectivas a nivel nacional e internacional.

 

Exposiciones individuales

2010
Galería Esfera del Arte, Madrid.

2008
A veces sale el sol. Galería Trazos Tres, Santander.

2001
I want you. Galería Moriarty, Madrid.
Escrito en el cielo. Galería Ángel Romero, Madrid.

2000
I Want You. Galería George Adams, Nueva York.
Pequeñas historias sin importancia. Angra do Heroismo, Islas Azores.
Promesas rotas. Galería Trazos 3, Santander.

1999
Voces extrañas. Palacio de Abrantes, Universidad de Salamanca.
Promesas rotas. Galería Trazos tres, Santander.

1998
Entre la realidad y el deseo. Galería Ángel Romero, Madrid.
El futuro me alcanzó. Galería Jacob Carpio, San José (Costa Rica).

1997
El lenguaje oculto de las flores. Galería Ferrán Cano, Barcelona.

1996
La huida. Galería Trazos Tres, Santander.

1995
Pequeñas historias sin importancia. Galería Ángel Romero, Madrid.

1994
Impacto carnal. Galería Rafael Ortiz, Sevilla.

1993
Te daré mi piel. Galería Ángel Romero, Madrid.

1992
El merodeador. Galería Berini, Barcelona.
Esa cosa llamada amor. Espacio Cajaburgos, Burgos.
Dibujos del silencio. Galería Índice, Torrelavega (Santander).
Violincina. Galería Vanguardia, Bilbao.

1991
La aventura de un fotógrafo. Galería Ángel Romero, Madrid.
Galería Paral.lel 39, Valencia.

1990
Galería Rafael Ortiz, Sevilla.
Galería Plus Kern, Bruselas.

1989
Amores imposibles. Galería Ángel Romero, Madrid.
Galería Paral-lel 39, Valencia.

1988
Elementos. Galería Ángel Romero, Madrid.

 

Exposiciones colectivas

2015
La trampa en la sonrisa. Colección Artium. Artium, Vitoria-Gasteiz.

2011
Constelación I. Colección de Arte Contemporáneo de la Universidad de Salamanca. Sala de Exposiciones de la Hospedería Fonseca, Salamanca.

2010
Artifariti 2009. Encuentros internacionales de arte en territorios liberados del Sáhara Occidental.
Aprendiendo a mirar. 25 años de la galería Rafael Ortiz. Monasterio de San Clemente, Sevilla.

2009
VIII Premio de Artes Plásticas Gobierno de Cantabria. Casa Museo Jesús del Monasterio.

2008
Arco 2008. Stand Ministerio de Cultura.
Imágenes para una colección. Museo de Arte contemporáneo de Madrid.
Fondo de pintura. Museo de la ciudad, Madrid.

2005
Mensajes cruzados. Parlamentar con lo real en el tiempo. La Colección IV. Artium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo, Vitoria-Gasteiz.

2001
Colección premio de Pintura L’Oreal. Centro Cultural Gran Capitán, Granada; Palacete del embarcadero, Santander.

2000
Arco 2000. Galería Ángel Romero, Madrid.
Canal de seducción. Iglesia del Monasterio del Prado, Valladolid.
7 fotógrafos españoles contemporáneos. Itinerante por Perú, Paraguay, Uruguay y Chile.

1999
II Salón Refractario. Galería Buades, Madrid.
Art Miami 99. Galería Ángel Romero, Madrid; Galería Jakob Karpio, Costa Rica.
FIA 99. Galería Ángel Romero, Caracas.
VI Mostra Unión Fenosa. Estación Marítima, La Coruña.
Querido Diego. Ayuntamiento de Alcorcón, Madrid.

1998
45 Salón Internacional de Fotografía, De imagen y soportes. Palacio de Revillagigedo, Gijón.
XVI Certamen Nacional Ciudad de Alcorcón, Madrid.
Arco 98. Galería Ángel Romero, Madrid.
Diálogos. Galería Trazos Tres, Santander.
20 Aniversario. Sala Previa, Madrid.
Imágenes para el recuerdo. Sociedad Económica de Amigos del País, Málaga.
Patio de figuras. Sala de Exposiciones de la Comunidad de Madrid.
FIA 98. Galería Jakob Karpio, Caracas.
Huesca Imagen, De imagen y soportes. Diputación de Huesca.
Expoarte 98. Galería Jakob Karpio, Guadalajara, México.
Homenaje a Manolo Pérez. Galería Trazos Tres, Santander.
La voladura del Maine. Garaje Pemasa, Madrid.
IV Certamen Unicaja de Artes Plásticas. Palacio Episcopal, Málaga.

1997
Arco 97. Galería Ángel Romero, Madrid.
Festival Internacional de Arte Ciudad de Medellín, Colombia.
Aduana 97. Palacio Provincial de la Diputación de Cádiz.
III Certamen Unicaja de Artes Plásticas. Palacio Episcopal, Málaga.

1996
Arco 96. Galería Ángel Romero, Madrid.
XV Certamen Nacional Ciudad de Alcorcón.
Las jaulas del espíritu. Galería Moriarty, Madrid.
Registros fotográficos. Colección Banesto, Círculo de Bellas Artes, Madrid.

1995
Arco 95. Galería Ángel Romero, Madrid.
Galería Paral-lel 39, Valencia.
IV Mostra Unión Fenosa. Estación Marítima, La Coruña.
AMARTIN. Círculo de Bellas Artes, Madrid.
Art Cologne 95. Galería Ángel Romero, Colonia.

1994
Members Only. Galería Carles Poy.
Zapatos usados y talleres de artistas. Fundación Pilar Miró, Palma de Mallorca.

1993
Arco 93. Galería Ángel Romero, Madrid.
IV Bienal de Pintura Ciudad de Pamplona, Sala de Armas.
Colectiva V. Galería Paral.lel 39, Valencia.
Trabajos de los 80. Galería Ángel Romero, Madrid.
El teléfono en la fotografía. Fundación Arte y Tecnología, Madrid.
15 Aniversario. Sala Previa, Madrid.

1992
Arco 92. Galería Ángel Romero, Madrid.
Becas de Creación Artística Banesto, Arco 92, Madrid.
Becas de Creación Artística Banesto, Casa Lis, Salamanca; Museo Municipal, Orense.
III Bienal de Artes Plásticas Cultural Rioja. Sala Amós Salvador, Logroño.
VII Bienal Internacional de Arte de Cerveira, Portugal.
Madrid, el arte de los 80. Sala de Exposiciones de la Comunidad de Madrid.

1991
Arco 91. Galería Ángel Romero, Madrid.
Chicago International Art Exposition. Galería Ángel Romero, Chicago.
VII Premio de Pintura L’Oreal. Casa de Velázquez, Madrid.
De viaje. Galería Rafael Ortiz, Sevilla.

1990
Arco 90. Galería Ángel Romero, Madrid.
Art. L. A. 90. Galería Ángel Romero, Los Ángeles.
VI Premio de Pintura L’Oreal. Casa de Velázquez, Madrid.

1989
Artistas de la Galería. Galería Ángel Romero, Madrid.
Arte Contexto. Sala de exposiciones del Canal de Isabel II, Madrid.
Paisaje de la pintura. Casa de Vacas del Retiro, Madrid.
Propuesta 89. Círculo de Bellas Artes, Madrid; Casa de España, París; Sala Amarica, Vitoria-Gasteiz.
Kunst Rai. Galería Ángel Romero, Ámsterdam.
Euroarte, 1er. Encuentro de Artistas europeos. Cámara Municipal de Guimaraes, Portugal.
La postal del verano. Galería Rafael Ortiz, Sevilla.
Más que palabras. Galería Alfonso Alcolea, Barcelona.
Lineart 89. Galería Ángel Romero, Gante, Bélgica.
Art Cologne 89. Galería Torch, Colonia.
Art L.A. 89. Galería Ángel Romero, Los Ángeles.
Trends of 80s Forecast of 90s. Galería Hibell, Tokyo.
Galería Paral-lel 39, Valencia.

1988
Punto 88. Centro Cultural de La Villa de Madrid.
II Certamen de Pintura Ciudad de Albacete, Albacete.
Andalucía arte de una década. Museo de Arte Contemporáneo, Sevilla; Hospital Real, Granada.

1987
Colectiva de verano. Galería Ángel Romero, Madrid.
Afinidades electivas, 5 artistas 5 críticos. Sala de exposiciones del Canal de Isabel II, Madrid.

1986
I Certamen de Pintura Ciudad de Albacete, Albacete.
Supertangibles 86. Instituto Francés, Madrid.

1985
I Bienal de Pintura, Murcia
Talleres de Arte Actual. Círculo de Bellas Artes, Madrid.

1984
5 pintores. Casa de Brasil, Madrid.
II Concurso de Pintura de Olite, Navarra.

1983
Certamen de pintura Ciudad de Pollensa, Mallorca.
XII Certamen de Pintura y Escultura de Móstoles, Madrid.



 

Premios y becas

2009
VIII premio de Artes Plásticas Gobierno de Cantabria. (Adquisición)

2008
Mención de honor de videoarte en 2008 Culturas.

2005
Premio de creación artística Comunidad de Madrid.

2003
Premio Villa de Madrid de Fotografía.

1997
Aduana 1997. Diputación de Cádiz. (Premio-Adquisición).
XVI Certamen Nacional Ciudad de Alcorcón. Madrid. (Premio- Adquisición)

1992
III Bienal de Artes Plásticas Cultural Rioja. (Premio- Adquisición)

1991
VII Premio de pintura L'oreal. Madrid. (Primer Premio)

1990
Beca de Creación Artística Banesto, Madrid.

 

Obra en museos e instituciones

Artium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo (Vitoria-Gasteiz).

Ayuntamiento de Alcorcón (Madrid).

Ayuntamiento de Madrid.

Biblioteca Nacional (Madrid).

Colección Caja Burgos.

Colección CCOO del Sureste de Madrid.

Colección Gobierno de la Rioja.

Colección L'Oreal.

Consejo Superior de Deportes.

Dirección General del Libro.

The Eli Broad Art Foundation (Los Ángeles).

Fundación Amigos de Madrid.

Fundación Arte y Tecnología.

Fundación Provincial de Cultura. Diputación de Cádiz.

Gobierno de Cantabria.

Photomuseum (Zarautz).

Universidad de Salamanca.

 

Obra

Desde la pintura en la que integra objetos hasta la fotografía y los textos, todo el trabajo de Manuel Rufo gira en torno a la vida cotidiana desde el punto de vista de las pasiones. Rufo realiza sus composiciones sobre palabras, sobre fragmentos de diálogos. Su obra se bifurca entre una investigación formal que le lleva a utilizar elementos muy diversos y a realizar un mestizaje que paulatinamente va definiendo su estilo, y un contenido melancólico amasado con el fracaso sentimental, la incapacidad de realizar los sueños y la certeza de que ni siquiera en el mundo de la imaginación la felicidad es total. Amor, pérdida, deseo, engaño, violencia, un romanticismo incompleto y un tanto victimista asoman continuamente a unas obras que cuentan historias que, de una u otra manera, a todos resultan familiares.

El principal valor de la pintura de Manuel Rufo consiste en su capacidad de subvertir los géneros meramente pictóricos para introducir en su obra conceptos e imágenes propios de la música pop y el cine. Ambas influencias, música y cine, han dotado a su pintura de géneros extrapictóricos. Así, al igual que existen canciones de amor o cine romántico o de terror, Rufo plantea la posibilidad de que la pintura asuma esas mismas etiquetas.

Otro elemento esencial es la relación entre pintura y fotografía. Fotografías extraídas de películas (normalmente difíciles de identificar) que Rufo hace suyas tras un proceso de selección visual. La fotografía es una materia utilizada desde la manipulación de formas recortadas en una idea de collage global.

Con esta fórmula, el artista ofrece al experto referencias con las que justificar su condición y al público en general imágenes que son el máximo común denominador del sentimiento humano. A veces irónico, a veces emocional, Rufo posibilita siempre una doble lectura. Regala una garantía visual según la cual nadie se va de vacío tras la contemplación de estas imágenes porque provienen de unos códigos iconográficos populares. Reflejan la mirada de un creador no sólo sobre la vida sino también sobre el universo artístico que le rodea.

Manuel Rufo logró tardíamente su primer impacto público. Ajeno a muestras de arte joven y a inútiles colectivas, maduró individualmente lejos de modas al uso, archivando en su cabeza un arsenal de imágenes que, poco a poco, ha ido desvelando. El recuerdo esencial que aún permanece de sus etapas pasadas se centra en sus series sobre el amor y el desamor, cuando nos contaba historias del corazón ilustradas con imágenes de películas acompañadas de certeros textos.

En Las heridas del amor la pintura comparte espacio con imágenes cinematográficas propias de episodios amorosos. Por una parte, se conecta a través del arte más directo y popular (la fotografía) con otro que ha generado un código lingüístico-emocional que se hereda de padres a hijos (el cine). Por otra parte, se inscriben las imágenes recogidas en el espacio propio de la pintura, a la que no se renuncia en ningún momento. Se trata, también, de dotar a la pintura de una posibilidad temática más amplia que la actual, paradójica situación en unos tiempos en los que la variedad plástica debería corresponderse con el volumen de capacidad de información existente. Una temática en la que otras disciplinas, aplicadas a la pintura, den como resultado una obra de arte propia de estos tiempos. La mirada es vocacionalmente abierta: se recupera para la pintura un tema que les es propio a casi todas las canciones que nos acompañan todo el día, a las películas que vemos, a los libros que leemos.

El trasfondo musical que define y caracteriza muchas de las obras de Rufo no sólo se refleja en imágenes como la guitarra que forma parte de Al corazón o títulos como Serenata bajo la luna o Danza de la luna. Hay expresiones mucho más conceptuales, procedentes del campo de la memoria, que aparecen apuntadas en textos y que pueden significar algunas otras cosas.

Canciones de amor resume y combina unos contenidos dados por él a las imágenes desde hace algún tiempo, pero que ahora se reducen a la palabra escrita mientras que Stormy Weather aprovecha de forma determinada el título como contrapunto de unas imágenes que desvían la atención de la lírica a la épica.

En ¿Cómo puedes arreglar un corazón destrozado? recoge el punto de inflexión entre el ayer y el hoy; amor y drama o vida y muerte. Conceptos que se repetirán más o menos enmascarados en distintas obras para hablar de suicidios, asesinatos, de acciones que van a terminar en catástrofe, y al final en soledades.

Otra vez la poesía en Descubriendo un sueño, una pieza que guarda relaciones formales con su trabajo anterior, aunque en ella muestre un léxico mucho más depurado. Esa misma implicación lírica puede recuperar orgánicamente otra línea pasional cuando la desesperación, inquietud o tristeza del personaje queda situada en contextos desdramatizadores. Un buen ejemplo sería el panel titulado Nunca podrás hacer lo que quieres, mientras no sepas lo que quieres, pieza en la que las nostalgias dan paso inmediato a las esperanzas.

El compás de catalogación de las imágenes, de sus valores o situación dentro de un ambiente o una atmósfera determinados, queda especificado con claridad en Sólo quiero conocer el color (de tus ojos). Es una pieza útil para ilustrar y describir el proceso de Rufo. De un panorama general elige un personaje concreto y por secuencias sucesivas se va acercando hacia él con la intención de investigar y descubrir los datos físicos que definan algunas calidades, en este caso el color de unos ojos. El hecho, mitad concepto y mitad juego, va a resultar imposible desde el principio, pero sitúa la atención en orden a otra búsqueda, la del color como entidad no física o al menos mucho más teórica, como ensayo y prueba plásticos. Al mismo tiempo está Rufo advirtiendo la importancia de otro factor importante, el tiempo fijado por el espacio, mientras que lo demás se convierte en aleatorio.

El momento del horror, detenido. Esta es la siguiente oferta de Manuel Rufo. ¿Es una confrontación con etapas anteriores? No necesariamente. La imagen no está en movimiento, pero sugiere movilidad en la acción. Se nos muestra entera y, luego, fragmentada, desarrollada en secuencias. El artista rompe la imagen para reconstruirla después. Para él, la imagen de la angustia cobra más fuerza cuando se la destruye, tras detener el momento del miedo en un flash. Lo que ocurre es que, cuando el horror se vuelve a reconstruir, la imagen restituida ya no puede ser la de antes. Es sólo un puzzle que recuerda el inicio de la catástrofe.

Posteriormente, su obra ha seguido indagando por esta vía, aportando una veta más irónica y, además, aportando un elemento innovador importante: la aparición del objeto. Rufo decide pasearse por el lado peligroso. Ese lado donde las fronteras de las diferentes disciplinas plásticas poseen aduanas cada vez más difusas y, por lo tanto, más susceptibles de violar. En ese lado, las imágenes se desencadenan, surgen de la pared ante nuestros ojos en una nueva forma de realismo.

En I want You, el artista toma como punto de partida, para abordar el problema de las armas de fuego en los Estados Unidos, el asesinato de Marvin Gaye a manos de su propio padre en 1984.

I Want You remite al título de la conocida composición de Marvin Gaye, se trata de una instalación en la que las diversas letras de esta frase se componen a partir de fotografías recortadas que reproducen distintos tipos de pistolas. En una lectura cercana se pueden apreciar en detalle los distintos modelos de armas, mientras que desde una posición más distante las palabras parecen como costuras o tatuajes sobre el blanco de la pared.

Este recurso, frecuentemente utilizado en sus obras e instalaciones, de recortar fotografías para aislar formas y objetos, logra efectos muy sugerentes a través de una extrema simplicidad. La forma de las pistolas se hace casi invisible al formar palabras, las letras parecen extraídas de luminosos o anuncios gráficos. Pero sobre todo hay una intención de subrayar la cultura rock norteamericana en forma de atmósfera, a veces retro. Los mensajes se deslizan desde el amor a la manipulación y la violencia.

Esa atmósfera nostálgica e irónica, se plantea también desde el video en el que el artista baila al ritmo de la música de Marvin Gaye, sobre el fondo de una réplica de un inmenso cartel de enganche del ejército norteamericano (utilizado a partir de la I Guerra Mundial) en el que la figura del Tío Sam repite la frase I want you.

En un formato más pequeño y enmarcadas se presentan I Love You y I Need You, las frases que junto con I Want You resumen los ecos del pop rock internacional que marcó profundamente las generaciones de los jóvenes de los años 60 y 70. La música y la figura de Marvin Gaye marcan un hilo conductor en el que se entremezclan la nostalgia con la perturbación que introducen las armas: las pistolas son reducidas a caracteres gráficos, en ocasiones son simples elementos decorativos de estructuras ornamentales geométricas. Las pistolas son el adorno y a la vez la muerte.

Escrito en el cielo constituye en sí misma un relato visual y textual con resonancias personales. Este proyecto tiende a configurar un relato onírico en forma de poema visual. Imágenes y texto se entremezclan en un cruce entre la ilustración fantástica, el cómic psicodélico y sketches televisivos. La imagen del propio artista planea entre las letras y las frases, se encarama por las paredes entre fragmentos de prados de hierba y de flores, para relatar una confesión autobiográfica, centrada en ideas y emociones como olvido, mentira, indiferencia, verdad, inocencia y perdón. El espacio de la galería se transforma en un plató donde confluyen fórmulas gráficas y publicitarias, con una ironía aguda y un humor que también deja entrever el desencanto junto al optimismo, la perversidad de los mensajes junto a la sinceridad de las palabras.

 

Exposiciones en Artium

LA TRAMPA EN LA SONRISA. COLECCIÓN ARTIUM
Del 2 de octubre de 2015 al 28 de agosto de 2016.

MENSAJES CRUZADOS. PARLAMENTAR CON LO REAL EN EL TIEMPO. LA COLECCIÓN IV
Del 10 de abril de 2005 al 12 de marzo de 2006.

 

Obra en Artium

 

Manuel Rufo narra una historia mezclando el lenguaje visual y el escrito: texto e imagen. Utiliza imágenes extraídas del cine, como iconos que proporcionan una referencia concreta de un concepto o idea planteado en el texto. Una pregunta, repartida en tres paneles, guía al espectador en la lectura y comprensión de la obra: «¿Cómo puedes arreglar un corazón destrozado?». En esta obra, como en otras coetáneas, el autor analiza el comportamiento humano en relación al tema del amor. Abre la historia con la imagen de un cirujano de serie televisiva para presentarnos a un posible «sanador» de ese corazón maltrecho que aparece en el lado opuesto en la figura de un vaquero, revolver en mano, que es alcanzado en el corazón por una flecha. Es a este corazón destrozado y sangrante a lo que aluden las palabras en rojo del texto, ¿se curará o morirá? El tema está lanzado y la respuesta será tan variada como el número de espectadores que contemplen la obra.

Maite Ballesteros, 2005

 

Recursos

Bibliografía

Brea, Jose Luis. “Manuel Rufo”. Sur Express. N. 8 (mayo 1980).

Costa, Jose Manuel. “Manuel Rufo”. ABC. (28 enero 1988).

Danvila, José Ramón. “Algo más que imágenes”. Guía el Ocio. (22 de enero 1988).

Danvila, José Ramón. “Manuel Rufo y la esencia de los cuatro elementos”. El Punto. (29 enero 1988).

Entre la realidad y el deseo. Madrid: Galería Ángel Romero, 1988.

Fundación Arte y Tecnología. El teléfono en la fotografía. Madrid: Fundación Arte y Tecnología, 1993.

Huici, Fernando. “Pintar los cuatro elementos”. El País. (29 enero 1988).

Manuel Rufo: esa cosa llamada amor: espacio Cajaburgos, del 2 al 26 de mayo de 1992. Burgos: Espacio Cajaburgos, 1992.

Olivares, Javier. “Nada es distinto, todo es nuevo”. La Luna de Madrid. (Agosto 1987).

 

Recursos en línea