Juan Manuel Díaz Caneja

Se encuentra usted aquí

Obra

Juan Manuel Díaz Caneja pertenece a una generación de artistas nacidos entre 1890 y 1906 entre los que se encuentran Benjamín Palencia [+], Luis Fernández, Rafael Alberti, Cristino Mallo, Óscar Domínguez y Maruja Mallo. Estos artistas protagonizan la época de entreguerras y el arte de vanguardia que empieza a gestar desde principios de siglo en Europa.

Toda la obra inicial de Díaz Caneja está en consonancia con el cubismo, una influencia directa de su maestro Daniel Vázquez, con quien asimila la obra de artistas claves como Cezanne, Matisse y Picasso a través de la revista Cahier’s de Art.

 

Durante su encarcelamiento, entre los años 1948 y 1951, pinta tres cuadros: Iban a comunicar, Mujer peinándose y Mujer sedente en la playa.

En los años posteriores a la guerra Díaz Caneja alcanza la madurez. El tema principal de su obra siempre será el paisaje castellano, incluso cuando pinta bodegones o figuras, los coloca sobre fondos paisajísticos. Construye sus composiciones a base de múltiples planos con armoniosas gamas de ocres, pardos, grises, azules y amarillos. Nunca pintaba del natural; sino que observaba la naturaleza y luego en su estudio la transformaba en formas geométricas.

Más adelante, en los años 70 y 80, consigue la depuración formal plena a base de refinar la pintura e insistir más en la geometría. Amplía su gama de colores a los verdes, rosas y blancos, aportando mayor alegría a su obra.