Premios Pritzker, viaje por la arquitectura contemporánea

Se encuentra usted aquí

Premio Pritzker

El Premio Pritzker es uno de los galardones más prestigiosos que se pueden conceder a la trayectoria de un arquitecto. Entregado por la Fundación Hyatt, premia la creatividad, funcionalidad y calidad de las obras arquitectónicas, tratando de generar conciencia sobre la importancia de la arquitectura y los arquitectos.

El premio se concede todos los años a un arquitecto, de cualquier nacionalidad, vivo y que haya demostrado a través de sus obras y proyectos su talento como arquitecto y además que haya contribuido al enriquecimiento de la humanidad. El galardón se entrega en diferentes escenarios del mundo, una forma de apoyar la arquitectura contemporánea e histórica de esas ciudades.

El Premio Pritzker de Arquitectura fue ideado a mediados de los años setenta por Carleton Smith (1908-1984), un empresario, director de la National Arts Foundation e importante asesor cultural. Smith siempre defendió la necesidad de crear unos premios que distinguiesen a los arquitectos más destacados del momento, un equivalente al premio Nobel que no incluye este galardón de arquitectura. Mantuvo contactos con varios posibles mecenas como con el magnate petrolero Paul Getty, sin embargo no consiguió su apoyo ya que éste murió poco después en 1976. 

Finalmente Smith encontró el apoyo de dos poderosos agentes del mundo del arte: el historiador Kenneth Clark y J. Carter Brown, director de la National Gallery of Art norteamericana. No fue hasta 1979 cuando Smith entró en contacto con los dueños  de la cadena de los famosos hoteles Hyatt, Jay y Cindy Pritzker convenciéndoles de la necesidad de crear un premio de arquitectura que además llevaría su nombre. Este matrimonio era ya muy conocido por su apoyo a las actividades educativas, ciéntificas y culturales. A la muerte de Jay Pritzker en 2002 le sucedió su hijo, Tom Pritzker, actual presidente de la Fundación Hyatt.

La primera entrega del premio fue en 1979 y enseguida fue aceptado como el máximo galardón en este campo, eclipsando a otros premios creados anteriormente como las Medallas de Oro del Royal Institute of British Architects (RIBA, fundado en 1848) o el American Institute of Architects (AIA, fundado en 1907).

El Premio Pritzker además de la fama y el reconocimiento que otorga a sus premiados, tiene una asignación 100.000 dólares y una medalla de bronce diseñada por el arquitecto estadounidense Louis Sullivan, conocido como el "padre de los rascacielos". En la medalla  se incluyen tres palabras: "Firmeza, comodidad y placer" que recuerdan la máxima del arquitecto romano Vitruvio "Venustas, firmitas, utilitas".

La ceremonia de concesión del premio es anual y suele hacerse en el mes de mayo. El lugar varía de un año a otro, pero siempre se elige un entorno de gran importancia arquitectónica en cualquier parte del mundo. A la entrega del premio solo se puede asistir con invitación y suelen estar presentes además de invitados internacionales, un alto dignatario del país anfitrión y los miembros del jurado.

El premio se concede con independencia de su nacionalidad, raza, credo o ideología. Las nominaciones son aceptadas, a escala internacional, de las personas de diversos campos que tienen un conocimiento e interés en el avance de la arquitectura y cualquier arquitecto puede presentar una nominación al Director Ejecutivo para su consideración por el jurado del Premio Pritzker de Arquitectura. El jurado de los Pritzker está compuesto por un grupo de entre cinco y nueve expertos, y pudiendo repetirse de un año a otro. Ningún miembro de la familia Pritzker participa en la selección.

El primer premio fue entregado en 1979 al arquitecto estadounidense Philip Johnson. Los miembros del jurado de aquel año fueron J. Carter Brown, Kenneth Clark, el mecenas de la arquitectura J. Irvin Miller, y los arquitectos Arata Isozaki y César Pelli. El jurado consideró que había que elegir un nombre ya consolidado y de gran reconocimiento para dar mayor credibilidad al galardón

Philip Johnson:

"El primer premio es dado a Philip Johnson, cuyo trabajo demuestra una combinación de las cualidades de talento, visión y compromiso que ha producido contribuciones consistentes y significativas a la humanidad y el medio ambiente. Como crítico e historiador, que defendió la causa de la arquitectura moderna y luego pasó a diseñar algunos de sus grandes edificios. Philip Johnson está siendo honrado por 50 años de imaginación y vitalidad encarnada en una gran variedad de museos, teatros, bibliotecas, casas, jardines y estructuras corporativas".

Jurado Pritzker

 

La segunda edición del Pritzker premió a un arquitecto que no era norteamericano, sino mexicano, Luis Barragán, conocido por su vida recluida, alejada de la fama internacional y por no estar abierto a las modas cambiantes. 

Luis Barragán:

 

"Estamos honrando a Luis Barragán por su compromiso con la arquitectura como un acto sublime de la imaginación poética. Él ha creado jardines, plazas y fuentes de inquietantes paisajes de belleza metafísicas para la meditación y el compañerismo...".

Jurado Pritzker

 

 

En 1981 fue premiado el arquitecto británico James Stirling. En sus comienzos estuvo muy influenciado por Le Corbusier, para posteriormente ir evolucionando hasta llega al postmodernismo.

James Sterling:

"Honramos a James Stirling, un prodigio de tantos años, como líder de la gran transición del Movimiento Moderno en la nueva arquitectura, una arquitectura que una vez más ha reconocido raíces históricas, una vez más tiene estrechas conexiones con los edificios que le rodean, una vez más, se puede llamar una nueva tradición. Originalidad dentro de esta tradición es la distinción de Stirling: en los viejos "tiempos modernos", ángulos de 45 grados en planta y sección, en la actualidad, yuxtaposiciones sorprendentes y transposiciones de referencias claramente clásicas y del siglo XIX".

Jurado Pritzker

 

Al premiado Sterling le siguieron un conjunto de arquitectos norteamericanos, modernos y convencionales como Kevin Roche (1982), Ieoh Ming Pei (1983) y Richard Meier (1984).

Kevin Roche:

 

"Él no es un hombre fácil de describir: un innovador que no adora la innovación por sí misma, un indiferente profesional con las tendencias, un hombre humilde, tranquilo que concibe y ejecuta grandes obras, un hombre generoso de las normas más estrictas para su propio trabajo".

Jurado Pritzker

 

Ieoh Ming Pei:

"Ieoh Ming Pei ha dado a este siglo algunos de sus más bellos espacios interiores y formas exteriores. Sin embargo, la importancia de su trabajo va mucho más allá. Su preocupación siempre ha sido el entorno en el que se levantan sus edificios. Se ha negado a limitarse a una estrecha gama de problemas arquitectónicos... Su trabajo durante los últimos cuarenta años no sólo incluye los palacios de la industria, el gobierno y la cultura, sino también casas y viviendas de bajos ingresos. Su versatilidad y destreza en el uso de los materiales se acercan al nivel de la poesía. Su tacto y paciencia le han permitido reunir a los pueblos de intereses dispares y disciplinas para crear un ambiente de armonía".

Jurado Pritzker

 

Richard Meier:

"Honramos a Richard Meier por su inquebrantable búsqueda de la esencia de la arquitectura moderna. Ha ampliado su gama de formas de hacer para responder mejor a las expectativas de nuestro tiempo. En su búsqueda de la claridad y sus experimentos encuentra el equilibrio y el espacio, creando structuras que son personales, vigorosas y  originales. Lo que ha logrado es sólo el prólogo a las nuevas experiencias atractivas que anticipamos de su mesa de dibujo".

Jurado Pritzker

 

Haciendo balance de los primeros años, los Pritzker fueron sobre todo unos premios norteamericanos, cuatro de los seis premiados lo eran. Este hecho provocó que se realizara un esfuerzo para ampliar el espacio geográfico de los premios. Así, en 1985 se premió al arquitecto austríaco Hans Hollein y un año después el alemán Gottfried Böhm.

Hans Hollein:

"El jurado reconoce a Hans Hollein como un maestro de su profesión, que con ingenio y gusto ecléctico se basa en las tradiciones del Nuevo Mundo tan fácilmente como a los del Antiguo. Un arquitecto que también es artista ... diseña museos, escuelas, tiendas y viviendas públicas, mezcla audaces formas y colores con un exquisito refinamiento en los detalles y nunca teme reunir a los más ricos de los mármoles antiguos y lo último en materiales plásticos...".

Jurado Pritzker

 

Gottfried Böhm

"Hijo, nieto, marido y padre de arquitectos, Gottfried Böhm tiene motivos para reconocer el alimento que los medios tradicionales ofrecen en la arquitectura, como en todas las artes. En el curso de una carrera de más de cuarenta años, ha sabido ver tanto los elementos de la obra del pasado como de la última y mejor de muestra tecnología contemporánea. Su obra altamente sugestiva combina tanto que hemos heredado de nuestros antepasados ​​con mucho de lo que tenemos...".

Jurado Pritzker

 

En 1987 fue nombrada como miembro del jurado de los Pritzker, Ada Louise Huxtable, crítica de arquitectura del The New York Times, y ganadora del Pulitzer. Durante sus doce años de jurado se convirtió en uno de los miembros más influyentes.

Durante los años ochenta, Japón destacó por la innovación arquitectónica,  sin embargo no fue hasta 1987, cuando los Premios Pritzker galardonaron al primer arquitecto no occidental. El primero fue el japonés Kenzo Tange, quien se había encargado de la reconstrucción de su país durante la posguerra y conocido por sus gimnasios para los Juegos Olímpicos de Tokio de 1964.

 

Kenzo Tange:

"Teniendo en cuenta el talento, la energía y la larga carrera de Kenzo Tange, se puede pasar de ser un transgresor de nuevos caminos para convertirse en un clásico..., ha sido un destacado teórico de la arquitectura y un maestro inspirador, entre los arquitectos de renombre que han estudiado con él como Fumihiko Maki y Arata Isozaki. Sus estadios para los Juegos Olímpicos de Tokio en 1964 se describen a menudo como uno de los edificios más bellos construidos en el siglo XX. En la preparación de un diseño, Tange llegó a formas que levantan nuestros corazones, ya que parecen emerger de una antigua y vagamente recordado el pasado y todavía son impresionantemente de hoy".

Jurado Pritzker

 

En 1988, siguiendo con el ánimo de ampliar el espacio geográfico de los premiados, se dió un doble galardón, al brasileño Óscar Niemeyer y al norteamericano Gordon Bunshaft. La fobia  a volar de Niemeyer le impidió asistir a la ceremonia del Premio Pritzker en Chicago.

Óscar Niemeyer:

 

"Reconocido como uno de los primeros en promover nuevos conceptos en arquitectura... Su búsqueda de la gran arquitectura vinculada a las raíces de su tierra natal ha dado lugar a nuevas formas de plástico y un lirismo en los edificios, no sólo en Brasil, sino en todo el mundo."

Jurado Pritzker

 

 

 

Gordon Bunshaft:

"Gordon Bunshaft es un arquitecto de modestas pretensiones y hechos significativos. Afirma que prefiere que sus edificios hablan por él. Sus cuarenta años de diseño de obras maestras de la arquitectura moderna demuestran una comprensión de la tecnología moderna y los materiales que es insuperable".

Jurado Pritzker

 

Al año siguiente el premio le fue concedido a Frank Gehry, que en esos momentos estaba trabajando en el proyecto del Vitra Design Museum en Weil-am-Rhein, en Alemania.

 

Frank Gehry:

"En un clima artístico que a menudo mira hacia atrás en lugar de hacia el futuro, donde las retrospectivas son más frecuentes que la toma de riesgos, es importante honrar la arquitectura de Frank O. Gehry. Refrescantemente original y totalmente americano, precediendo como lo hace desde su perspectiva populista del sur de California, la obra de Gehry tiene una estética muy refinada, sofisticada y aventurera que hace hincapié en el arte de la arquitectura..."

Jurado Pritzker

 

La década de los noventa se inició con la concesión de los galardones al italiano Aldo Rossi (1990), al estadounidense Robert Venturi (1991), al portugués Álvaro Siza Vieira (1992), y al japinés Fumihiko Maki (1993).

El premio concedido al arquitecto Robert Venturi estuvo envuelto en la polémica ya que no se premió a su socia Denise Scott Brown. Este hecho dejó al descubierto que en todas las ediciones del Pritzker no se había premiado a ninguna mujer. Los miembros del jurado se justificaban diciendo que era una profesión de mayoría masculina o también que era necesario tener como mínimo diez edificios terminados para poder acceder al galardón.

Habrá que esperar al 2004 cuando por primera vez se entregue el premio a una mujer: la arquitecta Hada Hadid. La siguiente mujer a la que le fue concedido el premio fue  la japonesa Kazuyo Sejima que junto a Ryue Nishizawa componía la firma de arquitectos SANAA.

Aldo Rossi:

 

"Rossi ha sido capaz de seguir las enseñanzas de la arquitectura clásica sin copiarlas, sus edificios llevan ecos del pasado en el uso de las formas que tienen una cualidad obsesiva universal. Su trabajo es a la vez audaz y ordinario, original, sin ser nuevo, refrescante y sencillo en apariencia, pero muy complejo en su contenido y significado. En un período de diversos estilos e influencias, Aldo Rossi ha evitado la moda y lo popular para crear una arquitectura singular.

Jurado Pritzker

 

 

Roberto Venturi:

 

"La arquitectura es una profesión sobre la madera  ladrillos, piedras, acero y vidrio. También es una forma de arte que se basa en las palabras, las ideas y marcos conceptuales. Pocos arquitectos del siglo XX han sido capaces de combinar los dos aspectos de la profesión y no lo han hecho con más éxito que Robert Venturi..."

Jurado Pritzker

 Álvaro Siza Vieira:

"La arquitectura de Álvaro Siza es una alegría para los sentidos y eleva el espíritu. Cada línea y curva se coloca con habilidad y seguridad... Al igual que los primeros modernistas, sus formas, moldeadas por la luz , tienen una simplicidad engañosa. Esa simplicidad, tras un examen más detenido, se revela como una gran complejidad... Cuatro décadas de paciente y innovadoras formas han proporcionado declaraciones arquitectónicas únicas, y ha sorprendido a la profesión con su frescura. Siza es un maestro, no sólo en la universidad donde obtuvo su educación, sino también como profesor invitado en todo el mundo, avivando el intenso interés que sus diseños genera , sobre todo en las generaciones más jóvenes".

Jurado Pritzker

 

Fumihiko Maki:

 

"Fumihiko Maki de Japón es un arquitecto cuyo trabajo es inteligente y artístico en el concepto y la expresión, lograda meticulosamente. Él es un modernista que ha fusionado lo mejor de las culturas orientales y occidentales para crear una arquitectura que representa las viejas cualidades de su país de origen, y consigue yuxtaponer los métodos y materiales de construcción actuales.

Jurado Pritzker

 

 

En 1994 los premios Pritzker apostaron por rebajar la edad de los premiados con la figura del arquitecto francés Christian de Portzamparc de 49 años, una de las figuras más sobresalientes de su generación en Francia. Un  año depués, el premio le fue otorgado nuevamente a otro arquitecto japonés, Tadao Ando, que a los 54 años estaba en el cúlmen de su carrera. 

Christian de Portzamparc:

 

"Portzamparc es el primer arquitecto francés en recibir el Premio Pritzker. Es un homenaje a la persona y la rica tradición de la arquitectura francesa que representa. Ningún otro país, con la posible excepción de Italia, ha hecho esa contribución en el campo de la arquitectura a través de sus edificios, su diseño urbano y en el sistema educativo de Bellas Artes".

Jurado Pritzker

 

 

El primer arquitecto español y de momento el único en recibir en Premio Pritzker ha sido Rafael Moneo en 1996.

Rafael Moneo:

"José Rafael Moneo es ante todo un arquitecto de gran alcance. Como ecléctico, que se define aquí como la selección y el uso de lo mejor de todas las fuentes, lo que incluye su propia creatividad, la flexibilidad de variar la apariencia de sus obras basadas en sus contextos diferentes se refleja en la forma en que se enfrenta a cada nueva comisión como ejercicio fresco. Se basa en una increíble reserva de conceptos e ideas que se filtra a través de las características específicas de este sitio, el propósito, la forma, el clima y otras circunstancias del proyecto. Como resultado, cada uno de sus edificios es único, pero al mismo tiempo, únicamente reconocibles como procedentes de su paleta... La carrera de Moneo es el ejemplo ideal del conocimiento y la experiencia, la interacción mutua de la teoría, la práctica y la enseñanza".

Jurado Pritzker

En 1997 el jurado de los premios sorprendió con la concesión del Pritzker al noruego Sverre Fehn, un arquitecto no demasiado conocido fuera de su país y autor del pabellón de Noruega en la Feria Mundial de Bruselas de 1958.

Sverre Fehn:

 

"La arquitectura del noruego Sverre Fehn es una combinación fascinante y emocionante de las formas modernas templado por la tradición escandinava y la cultura de la que nace. Se da gran primacía en sus diseños a la relación entre lo construido y el medio natural... ".

Jurado Pritzker

 

 

El siguiente arquitecto galardonado fue el italiano Renzo Piano (1998), que junto a Richard Rogers realizó el Centro Pompidou de París.  Piano será el primer arquitecto adscrito al estilo arquitectónico high tech en recibir un premio Pritzker. Al año siguiente el premiado fue el británico Norman  Foster, uno de los máximos representantes del high tech. La concesión en dos años consecutivos del premio a representantes del high tech fue interpretado como una "disculpa" por o haberlo considerado hasta entonces como una forma de creación artística.

Renzo Piano:

"La arquitectura de Renzo Piano refleja esa rara fusión de arte, la arquitectura y la ingeniería en una síntesis verdaderamente notable...  Si bien su obra abarca la tecnología más actual de esta época, sus raíces están claramente en la filosofía clásica y la tradición italiana. Igualmente a gusto con antecedentes históricos, así como lo último en tecnología, también muy preocupado por los problemas de habitabilidad y arquitectura sostenible en un mundo en constante cambio..."

Jurado Pritzker

Norman Foster:

"La búsqueda del arte y la ciencia de la arquitectura de Sir Norman Foster ha dado lugar al triunfo de un edificio tras otro, cada uno a su manera, único...  Por la devoción inquebrantable de Sir Norman a los principios de la arquitectura como una forma de arte, por su contribución en la definición de una arquitectura con un alto nivel tecnológico y por su apreciación de los valores humanos que participan en la producción de manera consistente proyectos bien diseñados, se le concede el Pritzker de Arquitectura".

Jurado Pritzker

 

Con el inicio del milenio llegaron nuevos premiados: el holandés Rem Koolhaas (2000), los suizos Herzog & de Meuron (2001), el australiano Glenn Murcutt (2002) y el danés Jørn Utzon (2003), autor de la famosa Ópera de Sidney.

Rem Koolhaas:

"Rem Koolhaas es esa rara combinación de visionario y ejecutor, filósofo y pragmático, teórico y profeta,  un arquitecto cuyas ideas sobre los edificios y el urbanismo hacen de él uno de los arquitectos contemporáneos más discutidos en el mundo... Ha mostrado muchas veces su capacidad y talento creativo para hacer frente a problemas aparentemente insolubles con soluciones brillantes y originales..."

Jurado Pritzker

 

Herzog & de Meuron:

"La arquitectura de Jacques Herzog y Pierre de Meuron combina el arte de una antigua profesión con el nuevo enfoque de las capacidades técnicas de un nuevo siglo  Ambos arquitectos con raíces que combinan la tradición europea con la tecnología actual, en soluciones arquitectónicas extraordinariamente inventivas que van desde una estación de conmutación modesta para los trenes a un nuevo enfoque para el diseño de una bodega..."

Jurado Pritzker

Glenn Murcutt:

"Glenn Murcutt es un modernista, naturalista, humanista, economista y ecologista que abarca todas estas distinguidas cualidades en su práctica como arquitecto dedicado que trabaja solo, desde el concepto hasta la realización de sus proyectos en su Australia natal...  Una de las citas favoritas de Murcutt de Henry David Thoreau, quien también era el favorito de su padre dice: "Dado que la mayoría de nosotros pasamos la vida haciendo tareas ordinarias, lo más importante es llevar a cabo extraordinariamente bien".

Jurado Pritzker

Jorn Utzon:

"Jorn Utzon es un arquitecto cuyas raíces se remontan a la historia, tocando en las culturas mayas, chinos y japoneses islámicas, y muchos otros, incluyendo a sus propios legados escandinavos. Compagina estas herencias  más antiguas con su propia disciplina equilibrada, un sentido de la arquitectura como arte, y el instinto natural para las estructuras orgánicas relacionadas con las condiciones del sitio. 

"Me gusta estar en el límite de lo posible", es algo Jørn Utzon ha dicho. Su obra muestra al mundo que él ha estado allí y más allá, él prueba que lo maravilloso y aparentemente imposible en la arquitectura se puede lograr. Él siempre ha estado por delante de su tiempo. Con razón, se une a los pocos modernistas que han protagonizado el último siglo, con edificios de calidad intemporal y perdurable".

Jurado Pritzker

 

El 2004 será un año clave en la entrega de los Premios Pritzker con la concesión por primera vez del premio a una mujer: la arquitecta angloiraquí, Zaha Hadid.

Zaha Hadid:

"La carrera arquitectónica de Zaha Hadid no ha sido tradicional o fácil... Su camino hacia el reconocimiento mundial ha sido una lucha heroica que inexorablemente se elevó a los niveles más altos de la profesión. Los clientes, periodistas, y compañeros de profesión están hipnotizados por sus formas y estrategias para lograr un verdadero enfoque distintivo a la arquitectura y la configuración dinámica. Cada nuevo proyecto es más audaz que el anterior y las fuentes de su originalidad parecen infinitas..."

Jurado Pritzker

 

Al año siguiente el premio retornó a los Estados Unidos de la mano del arquitecto Thom Mayne. Le siguieron: el brasileño Paulo Mendes da Rocha (2006), el británico Richard Rogers (2007), el francés Jean Nouvel (2008),  el suizo Peter Zumthor y el portugués Eduardo Souto de Moura (2011). En 2012 se otorgó por primera vez en su historia el premio a un arquitecto chino:  Wang Shu.

Thom Mayne:

 

"Mayne ha buscado durante toda su carrera crear una arquitectura original, una que sea realmente representativo de lo único...  El jurado del Premio Pritzker de Arquitectura se complace de conceder Thom Mayne el Premio Pritzker de Arquitectura 2005 por su talento, visión y compromiso con el desarrollo del arte de la arquitectura , y por un cuerpo sobresaliente de trabajo y la promesa de futuro".

Jurado Pritzker

 

Paulo Mendes da Rocha:

"Paulo Mendes da Rocha, de Sao Paulo, Brasil, inspirado en los principios y el lenguaje de la modernidad , así como a través de su uso audaz de materiales simples, tiene en las últimas seis décadas una producción de edificios con una profunda comprensión de la poética del espacio.

Con su arquitectura modifica el paisaje y el espacio  tratando de satisfacer las necesidades humanas, tanto sociales y como estéticas. En sus propias palabrasdefine la arquitectura como  la transformación de la naturaleza, una fusión total de la ciencia  el arte y la tecnología en una declaración sublime de la dignidad y la inteligencia humana a través de los establecimientos que construimos para nosotros mismos ... "

Jurado Pritzker

Richard Rogers:

"A lo largo de su distinguida carrera de más de cuarenta años, Richard Rogers, ha buscado constantemente las más altas metas para la arquitectura. Rogers combina su amor por la arquitectura con un conocimiento profundo de los materiales y técnicas de construcción...  Richard Rogers, un humanista, que nos recuerda que la arquitectura es la más social de las artes".

Jurado Pritzker

Jean Nouvel:

"De las muchas frases que podrían ser utilizados para describir la carrera del arquitecto Jean Nouvel , destacan sobre todo aquellas que hacen hincapié en su valiente búsqueda de nuevas ideas y su desafío de las normas aceptadas para ampliar los límites del campo. Por más de 30 años , Jean Nouvel ha llevado el discurso y la praxis de la arquitectura a nuevos límites. Su mente inquisitiva y ágil le impulsa a asumir riesgos en cada uno de sus proyectos, que  independientemente de la mayor o menor éxito, han expandido enormemente el vocabulario de la arquitectura contemporánea".

Jurado Pritzker

Peter Zumthor:

"Peter Zumthor es un arquitecto maestro admirado por sus colegas alrededor del mundo...  Zumthor tiene una aguda capacidad para crear lugares que son mucho más que un solo edificio. Su arquitectura expresa respeto por la primacía del lugar, el legado de una cultura local y las lecciones inestimables de la historia arquitectónica..."

Jurado Pritzker

 

 

Eduardo Souto de Moura:

"Durante las últimas tres décadas, el arquitecto portugués Eduardo Souto de Moura ha producido una obra que es parte de nuestro tiempo, pero también lleva ecos de tradiciones arquitectónicas. Su obra es una prueba convincente del potencial expresivo del lenguaje moderno y capacidad de adaptación a las distintas situaciones locales. Teniendo siempre en cuenta el contexto, entendido en el sentido más amplio..."

Jurado Pritzker

Wang Shu:

"La arquitectura de Wang Shu abre nuevos horizontes y al mismo tiempo resuena con el lugar y la memoria. Sus edificios tienen la capacidad única para evocar el pasado, sin hacer referencias directas a la historia.  Wang Shu sabe abrazar los desafíos de la construcción y los emplean en su beneficio. Su aproximación al edificio es a la vez crítica y experimental".

Jurado Pritzker

 

 

En los últimos años los arquitectos japoneses han sido premiados hasta en seis ocasiones: Kenzo Tange (1987), Fumihiko Maki (1993), Tadao Ando (1995), Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa (SANAA) (2010)  y Toyō Itō (2013),

 

SANAA:

"Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa han trabajado juntos en su alianza de colaboración, SANAA, donde es prácticamente imposible de desenredar qué individuo es responsable de qué aspecto de un proyecto en particular. Cada edificio es en definitiva una obra que proviene de la unión de sus dos mentes. Juntos han producido importantes encargos, como el Museum en Nagano y el Museo Siglo 21 de Arte Contemporáneo de Kanazawa.

Los edificios de Sejima y Nishizawa parecen engañosamente simples. Los arquitectos tienen la visión de un edificio como un todo sin fisuras, donde los retiros de presencia física y forma un fondo sensual de personas, objetos , actividades y paisajes. Ellos exploran como pocos las propiedades fenomenales de espacio continuo, la ligereza, la transparencia y la materialidad de crear una síntesis sutil. Arquitectura de Sejima y Nishizawa está en contraste directo con lo grandilocuente y retórico. En cambio, buscan las cualidades esenciales de la arquitectura que se traducen en una sencillez muy apreciada, economía de medios, y la moderación en su trabajo".

Jurado Pritzker

Toyo Itó:

"A lo largo de su carrera, Toyo Ito ha sido capaz de producir una obra que combina la innovación conceptual con edificios magníficamente ejecutados. Creación de destacada arquitectura durante más de 40 años, ha llevado a cabo con éxito las bibliotecas, casas, parques, teatros, tiendas, edificios de oficinas y pabellones, cada vez que busca ampliar las posibilidades de la arquitectura. Un profesional de talento único, que se dedica al proceso de descubrimiento que viene de ver las oportunidades que tenemos en cada comisión y cada sitio".

Jurado Pritzker