El deporte visto desde el arte

Se encuentra usted aquí

Niki de Saint Phalle


La pintora, escultora y cineasta Catherine Marie-Agnes Fal de Saint Phalle, más conocida como Niki de Saint Phalle, nació en Neuilly-sur-Seine, Francia, el 29 de octubre de 1930 y murió en San Diego, California, el 21 de mayo de 2002. Vivió en Francia durante sus primeros años de vida al cuidado de sus abuelos paternos, al cumplir los tres años se trasladó a Greenwich, Connectitut, junto a sus padres. Durante su adolescencia pudo trabajar como modelo apareciendo en revistas como Vogue, Harper’s Bazaar o Life. En 1949 contrajo matrimonio con Harry Mathews y en 1951 nace su hija Laura, y cuatro años más tarde su hijo Philip. Tiempo después, la pareja se trasladó a la capital francesa, ciudad en la que Niki iniciaría sus estudios de arte dramático. A lo largo de su trayectoria viajó por diferentes países como  España, Francia e Italia.


De estos viajes extrae ideas que luego intentará plasmar en sus obras, gracias a las visitas que realiza al Louvre profundiza en la obra y vida de artistas de la talla de Paul Klee, Picasso o Rousseau; en Barcelona tiene ocasión de visitar el Parque Güell, obra de Antoni Gaudí que en 1984 fue incluida por la Unesco en la Lista del Patrimonio Mundial. La artista quedó tan impresionada por la obra del arquitecto catalán que le costaría casi dos décadas realizar "su propio jardín".


En 1960 se separa del que hasta entonces había sido su marido, Harry Mathews, e inicia en esta década una etapa artística intensa. En 1961 presenta sus shooting paintings o pinturas tiroteadas, se trataba de unas láminas de yeso sobre las que colgaba pequeñas bolsas de plástico llenas de pintura, cada una con un color diferente, que hacía estallar con disparos de carabina. Al estallar los pequeños sacos de pintura los plafones de yeso blanco quedaban impregnados por los distintos colores. Durante estos años Niki pasó a formar parte del nuevo realismo (nouveau réalisme), movimiento abanderado por Yves Klein, Arman, Francois Dufrêne, Raymond Hains, Martial Raysse, Pierre Restany, Daniel Spoerri, Jean Tinguely y Jacques de la Villeglé.




 



 


Destacar sus Nanas, esculturas de formas voluptuosas, que primero realizó en tela y más tarde en resina y yeso pintado. Se trataba de cuerpos de mujer de intensos colores y curvas ondulantes, en diversos tamaños. En 1966 Pontus Hultén invitó a Niki a instalar una Nana monumental, Hon (“ella”, en sueco), en el Moderna Museet de Estocolmo.




Colaboró en diferentes ocasiones con el escultor suizo Jean Tinguely, con quien se caso en 1971. Año en que realiza la serie Madres devoradoras, esculturas que aportan una imagen más crítica de la mujer. Tinguely, reconocido por sus "máquinas escultura" o arte cinético, aportó nuevos elementos a las esculturas de de Niki, dotándolas de movimiento. Entre estas se hayan obras como Patinadores de 1975 (acrílico sobre resina, con zócalo de Tinguely). En 1982 Niki fue invitada a crear su propio perfume por una empresa norteamericana y gracias al beneficio económico obtenido pudo financiar su Tarot Garden, inspirado en el Parque Gëll de Barcelona. Fue inaugurado años más tarde, en 1998, y se ubica en Garaviccio, un pueblo de la Toscana. A finales de esta década crea una serie de esculturas agrupadas bajo el título Héroes negros, figuras del baloncesto, la danza y el béisbol quedaron retratados.