El deporte visto desde el arte

Se encuentra usted aquí

Eduardo Arroyo

Eduardo Arroyo, artista y escritor, se ha declarado en multitud de ocasiones un apasionado del boxeo, y mediante su obra da voz a todo lo que esta modalidad deportiva conlleva. Aprovecha las ocasiones no solo para mostrar su obra sino para  reclamar el lugar que el boxeo debería, a su juicio, ocupar en la actualidad. Afirma  en un artículo publicado en El País “’Ahora realmente el boxeo no existe’, se quejó el pintor, escritor y escenógrafo. […] “El boxeo ha ofrecido momentos absolutamente extraordinarios y ha estado poblado de personajes que rezuman poesía". Además, en una entrevista realizada por el periódico El Mundo en 2010 el artista señala "[...] cómo el "mundo mítico, casi arcaico" del cuadrilátero ha inspirado obras maestras dentro de la literatura a escritores como Ernest Hemingway y Jack London, así como películas consagradas como Toro salvaje y Más dura será la caída".

 

Considerado uno de los principales representantes de la figuración crítica y el pintor por excelencia de la transición española, Eduardo Arroyo se caracteriza por el humor e ironía de sus obras, su actitud inconformista y crítica y su defensa de la libertad creativa. Considerado un hombre especialmente curioso, ha mostrado interés por una temática muy variada a lo largo de toda su trayectoria profesional. Su gusto por el boxeo, la inquietud innata por ahondar en nuevas ideas y un fuerte carácter crítico explicarían la realización de sus obras vinculadas al deporte, concretamente al boxeo, su pasión. Crea y reivindica al mismo tiempo. Afirma Margot Molina en su artículo publicado en El País "[...] que, como los boxeadores, ha sido valiente en su opción estética, en la elección de los temas y en el fuerte contenido político y social que le ha dado a su obra" estableciendo un paralelismo entre ambas figuras, la del artista y la del boxeador.

Su admiración y fascinación por este deporte va más allá de la mera valoración del esfuerzo de los boxeadores, pues establece un paralelismo entre el boxeador y el pintor. “El ring es como un lienzo blanco del pintor” – ha escrito Arroyo – “el ring es un cuadro iluminado, destinado a crear tensión y a su vez es también un lugar de tensión”. Más allá también de esa lona como metáfora de lienzo del pintor, el artista entiende el ring como lugar de confrontación, de lucha por la vida.

El verdadero sentido y motivo de esta afición, compartida con Hemingway, Ezra Mound o Miró, queda reflejado en la biografía del boxeador “Panamá” Al Brown. En ella es evidente el interés del artista, no sólo por la brutalidad de este deporte, sino también por ese combate desesperado contra la desgracia, por el exceso…

Además de la biografía de “Panamá” Al Brown publicada en 1982 en francés, Arroyo realizó también varios retratos de boxeadores: Eugène Criqui, Young Perez, Oddone Piazza, Willie Pep, Kid Chocolate o Ray Famenchon.

- See more at: http://catalogo.artium.org/dossieres/1/eduardo-arroyo/obra/tematica#stha...

Su admiración y fascinación por este deporte va más allá de la mera valoración del esfuerzo de los boxeadores, pues establece un paralelismo entre el boxeador y el pintor. “El ring es como un lienzo blanco del pintor” – ha escrito Arroyo – “el ring es un cuadro iluminado, destinado a crear tensión y a su vez es también un lugar de tensión”. Más allá también de esa lona como metáfora de lienzo del pintor, el artista entiende el ring como lugar de confrontación, de lucha por la vida.
 

 

El verdadero sentido y motivo de esta afición, compartida con Hemingway, Ezra Mound o Miró, queda reflejado en la biografía del boxeador Panamá” Al Brown. En ella es evidente el interés del artista, no sólo por la brutalidad de este deporte, sino también por ese combate desesperado contra la desgracia, por el exceso…

Además de la biografía de “Panamá” Al Brown publicada en 1982 en francés, Arroyo realizó también varios retratos de boxeadores: Eugène Criqui, Young Perez, Oddone Piazza, Willie Pep, Kid Chocolate o Ray Famenchon.
 

BOXEO

 

Considerado uno de los principales representantes de la figuración crítica y el pintor por excelencia de la transición española, Eduardo Arroyo se caracteriza por el humor e ironía de sus obras, su actitud inconformista y crítica y su defensa de la libertad creativa. - See more at: http://catalogo.artium.org/dossieres/1/eduardo-arroyo/obra#sthash.vLwkcU...