Se encuentra usted aquí

Obras

Las historias y poemas creados por los grandes escritores han servido muchas veces de inspiración a los artistas. La plasmación artística de escenas de obras literarias es un fenómeno que con mayor o menor profusión se repite en el arte de todas las épocas, en la pintura es donde tenemos los ejemplos más claros.  Los artistas seleccionan episodios culminantes de los textos y concentran en ellos toda su fuerza figurativa resaltando los aspectos más dramáticos y por tanto susceptibles de mayor interpretación. En general el artista se debate entre la fidelidad al texto y su propia interpretación. Aprovecha la especificidad de su propia, llevando a buen término el dicho de que una imagen vale más que mil palabras.