Alfred Hitchcock

Se encuentra usted aquí

Últimos proyectos

Con sus dos últimas películas Hitchcock había fracasado comercialmente y se aprecia una cierta pérdida de calidad en su cine. Esto es debido en parte a que el equipo que había trabajado con él durante años, y que eran una parte importante de la calidad de las cintas, deja de hacerlo por diferentes razones (el director de fotografía Robert Burks, el montador George Tomasini y el compositor Bernard Herrmann).

Hitchcock plantea un nuevo giro a su cine, por lo que se embarca en un proyecto con una orientación diferente, titulado Kaleidoscope. Pero los estudios de la Universal rechazan el guión, con lo que realiza su siguiente película, Topaz (1969), con la que consigue un nuevo fracaso.

Tras los últimos fracasos obtenidos, Hitchcock decide realizar un filme en su país natal, realizando Frenesí (Frenzy, 1972), con una historia aparentemente muy repetida en el cine hitchcockniano (la del falso culpable), pero que el cineasta consigue convertir en una obra maestra.

Durante el rodaje de Frenesí Alma sufre un ataque al corazón y Hitchcock acude a Estados Unidos. Regresa muy abatido a Londres para terminar la película, a cuyo estreno asistirá Alma, ya bastante recuperada.

La última película que dirige Hitchcock es La trama (Family plot, 1976), aunque después trabaja durante un tiempo en el proyecto de The Short Night, que no llevaría a cabo aquejado ya por graves problemas coronarios. De esta manera, en 1979 decide abandonar su carrera por problemas de salud. El 29 de abril de 1980 Alfred Hitchcock fallece en su casa de Los Ángeles.