Metamorfosis arquitectónica: nuevos usos culturales para viejos edificios

Se encuentra usted aquí

Laboral, Centro de Arte y Creación Industrial, Gijón

 

 

Uso original: Orfanato minero

Fecha construcción: 1949 - 1955

Arquitecto: Luis Moya

                                    

  

 

                                       

 

Uso actual: Laboral, Centro de Arte y Creación Industrial

Fecha inauguración: 30 marzo 2007

Arquitecto: Andrés Diego Llaca

Dirección: Los Prados, 121, 33394 Gijón

Tel: 985 185577

Web: http://www.laboralcentrodearte.org

  
 
 
 
Historia del edificio:
 
El proyecto de Luis Moya, destinado en su origen a acoger un orfelinato minero, fue modificado y ampliado durante el proceso de edificación del enorme complejo cuando se decidió cambiar su uso al de Universidad Laboral. A esta ampliación corresponde la construcción, en el ángulo nordeste del complejo y fuera del rectángulo central, de seis naves destinadas en su origen a talleres de formación profesional, aunque nunca llegarían a ser utilizadas como tal.

En la concepción de estos espacios Moya confesó haberse inspirado en las termas de Caracalla de Roma y diseñó unas bóvedas de hormigón atirantadas, en pendiente descendiente norte-sur, de modo que cada tramo permitía intercalar un ventanal orientado al norte para lograr una buena iluminación natural. El módulo base, una bóveda de 19,20 metros de luz y 9,60 metros de largo, se repite indefinidamente, tapizando con el mismo sistema constructivo una extensa superficie de lo que fue la ladera de una colina del valle de Somió. A pesar de la rigidez de la trama, la adaptación de la edificación a la topografía da como resultado una gran variedad tipológica, con naves espacialmente diferentes, encontrándose, en ocasiones, sorprendentes soluciones estructurales.

Las situadas en el extremo nordeste de los talleres y el viejo frontón han sido elegidas para dar cabida al proyecto de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial. El arquitecto asturiano Andrés Diego Llaca, autor del proyecto de adaptación, optó por completar las edificaciones primitivas con una construcción que tiene referencias volumétricas con el proyecto original inacabado. Este nuevo recinto constituye el vestíbulo principal de entrada al Centro. Con dos niveles, relacionados entre sí por un gran vacío y conectados por una escalera y una rampa, proporciona una fácil comunicación entre el nivel de acceso exterior y el de las amplias zonas expositivas del centro, situadas a una cota más baja. En él se situarán las taquillas, el guardarropa y la tienda.

Como es lógico los espacios destinados a exposiciones tienen gran protagonismo. Se destinan 4.094 metros cuadrados a este fin, distribuidos en seis salas, dos de ellas dimensiones superiores a los 1.000 metros cuadrados. Casi 700 metros cuadrados del complejo albergarán talleres y laboratorios, porque LABoral es un centro para la exposición, pero también para la investigación, la producción, la formación y la aplicación en los ámbitos de las artes visuales y de la creación industrial.

La nave situada en el extremo norte de la Universidad Laboral, utilizada hasta hace poco como taller de calderería, será el LABcafé, un gran espacio de 1.113 metros cuadrados de superficie. Ha sido concebido como un espacio multiuso que puede funcionar con horario independiente como café-restaurante, espacio para performances, música electrónica en directo o instalaciones y proyecciones de artistas audiovisuales. Precisamente, con la intención de favorecer la flexibilidad de su uso, se han dispuesto dos accesos: uno desde el Centro de Arte y otro desde el exterior. (Fuente: Laboral, Centro de Arte y Creación Industrial)

Fondos:

LABoral Centro de Arte y Creación Industrial es un centro expositivo específicamente dedicado al arte, la ciencia, la tecnología y las industrias visuales avanzadas. Pero, además, es un lugar para la investigación, formación y producción artística y técnica y para la proyección de las nuevas formas de arte y creación industrial. Para llevar a cabo esos fines, LABoral se configura como un espacio de intercambio artístico con disciplinas diversas, un centro multidisciplinar e interdisciplinar y un entorno dinámico entre creador / obra / investigador / docente / audiencias.

Orgánicamente, el centro depende de una Fundación cultural sin ánimo de lucro, integrada por empresas e instituciones, y constituida expresamente para hacer posible intelectual y financieramente esta institución. El proyecto ha sido auspiciado por el Gobierno del Principado de Asturias, impulsor de la rehabilitación de parte de las naves destinadas originariamente a talleres de la antigua Universidad Laboral de Gijón. La adecuación de estos 14.338 m² de espacio útil con que cuenta el centro ha supuesto una inversión superior a los 11 millones de euros. La tradición industrial asturiana y la vocación de universalidad de sus gentes hacen de Asturias un lugar ideal para este singular espacio de intercambio artístico que en su actuación se propone fortalecer una alianza entre el arte, la industria y el desarrollo económico.

LABoral se propone...

  • Ser un centro de referencia internacional en el arte, ciencia y nuevas tecnologías mediante el impulso de producciones altamente cualificadas.
  • Auspiciar un diálogo internacional entre creadores, científicos y técnicos de orígenes diversos.
  • Descubrir nuevos valores artísticos y de creatividad industrial, con especial incidencia en la emergencia y la experimentación.
  • Fomentar la interacción con amplias audiencias y el conocimiento y apreciación de las nuevas corrientes artísticas, científicas y técnicas.
  • Proyectar la creación artística industrial asturiana y promover su conocimiento y apreciación en los circuitos internacionales del arte, contribuyendo a la creación de una imagen puntera y de innovación para Asturias.
  • Para lograr esos objetivos, los contenidos, programas y actuaciones de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial giran en torno a cinco ejes estratégicos: exposición y difusión, investigación, formación, producción y otras programaciones.

LABoral es un lugar de interacción, de diálogo y de proyección del arte y la creación industrial en el sentido más amplio. No se trata de un museo al uso, ni se limita a ser un espacio expositivo o de divulgación de nuevas tendencias. En este recinto se abre cauce a la producción, creación e investigación, a través de cursos y talleres, de los más recientes conceptos artísticos, pero también a todo lo que engloba ese nuevo término, la creación industrial, que en realidad no es ni más ni menos que convertir la creatividad en un bien cultural impulsor del crecimiento económico.

Nace con la vocación de descubrir nuevos valores artísticos y de creatividad industrial, de promover la interacción con amplias audiencias y de generar un entorno dinámico entre creador / obra / investigador / arte / ciencia / nuevas tecnologías.

Además, en su voluntad de contribuir a la creación de una imagen puntera y de innovación para el Principado de Asturias, busca fomentar el conocimiento y apreciación de las nuevas corrientes artísticas, científicas y técnicas entre la población asturiana. Al tiempo, pretende proyectar la creación artística industrial asturiana y promover su conocimiento y apreciación en los circuitos internacionales del arte.

Para ello, LABoral Centro de Arte y Creación Industrial creará equipos multidisciplinares, que trabajarán con una visión plural y mantendrán una comunicación activa y fluida con el entorno. En su visión de lo que debe ser un centro de arte de estas características considera la formación y perfeccionamiento como una herramienta al servicio de los ciudadanos y de la comunidad creativa y prestará un apoyo decidido a la investigación, docencia y producción.

La apertura hacia nuevas propuestas, la diversidad en la calidad, la proximidad e implicación con el entorno y la vocación de servicio a la comunidad asturiana a través de todos los medios al alcance serán sus guías en la búsqueda de esos objetivos. (Fuente: Laboral, Centro de Arte y Creación Industrial)