Metamorfosis arquitectónica: nuevos usos culturales para viejos edificios

Se encuentra usted aquí

Museo de la Alhambra, Granada

 

 

Uso original: Palacio de Carlos V

Fecha construcción: 1527

Arquitecto: Pedro Machuca

 

 

   

 

                                                                                  

 

Uso actual: Museo de la Alhambra
Fecha inauguración: s. XX
Dirección: Palacio de Carlos V-Alhambra, 18009 Granada
Tel/Fax: 958 027900 / 958 027929
Web: http://www.alhambra-patronato.es
Email: museo.pag@juntadeandalucia.es

 

 

Historia del edificio:

El Museo de la Alambra está ubicado dentro del conjunto monumental de la Alhambra, este emblemático edifico fue construido como residencia imperial en 1527 por el arquitecto Pedro Machuca. Siendo uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura renacentista española, su autor, formado en Roma junto a Miguel Ángel, llevó a efecto una obra de acusada tendencia italianizante y original resolución de su planta, lo que supuso una gran novedad formal para la arquitectura del siglo XVI. Constituido el edificio por una planta cuadrada en la que se inscribe un patio circular, de sus cuatro fachadas sólo están terminadas la sur y la oeste en su totalidad, quedando el resto resueltas parcialmente por estar el edificio adosado al Alcázar árabe.

El palacio se estructura en el exterior en dos cuerpos diferenciados construidos en cantería. El inferior cuenta con decoración de almohadillado y resaltadas pilastras de orden toscano en las que se insertan grandes aldabas de bronce con cabezas de león y águila. En los espacios intermedios se abren ventanas rectangulares y, sobre éstas, otras circulares de menor tamaño. Se repite este esquema de manera similar en la parte superior, donde se abren balcones entre pilastras de orden jónico que se apoyan en un entablamento corintio, acompañadas con mayor profusión decorativa, compuesta por símbolos de la Orden del Toisón y columnas con el Plus Ultra en los pedestales, al tiempo que la decoración de guirnaldas, racimos de granadas y figuras infantiles se distribuye en torno a los frontones y guardapolvos que coronan los vanos. La fachada se completa con dos magníficas portadas realizadas en mármol de la sierra de Elvira, resueltas con un completo programa iconográfico.

En el interior, un magnífico patio circular ocupa el centro de la construcción y articula las distintas dependencias del palacio que se abren a través de arcos y vanos entre hornacinas. El ángulo noreste del palacio lo ocupa la capilla, ubicándose escaleras en los ángulos restantes. El patio, distribuido en dos alturas, se rodea por un ancho pórtico adintelado formado por doble galería de 32 columnas de piedra. Tras la muerte del autor, en 1550, se designó a su hijo Luis para sucederle, interviniendo con posterioridad en los trabajos una larga lista de artistas. Pero la falta de fondos impidió la continuación de las obras, quedando el palacio sin cubierta y sin finalizar las habitaciones.

En los primeros años del siglo XX la Comisión de Monumentos, encargada de dirigir la restauración de la Alhambra, encomienda al arquitecto Ricardo Velázquez Bosco la terminación del palacio, trabajo que continuó en 1923 Leopoldo Torres Valvas procediendo, entre otras reformas estructurales, a techar parte del edificio. Transcurrida la guerra civil las obras se reanudaron bajo la dirección del arquitecto Francisco Prieto. El Museo de la Alhambra ocupa el ala Sur de la planta baja, distribuyéndose en siete salas. Creado en 1870, en 1862 pasó a denominarse Museo Nacional de Arte Hispano Musulmán. En 1994 se modificó su denominación, trasladándose a su ubicación actual. El espacio y la instalación expositiva fue diseño del arquitecto Juan Pablo Rodríguez Frade.(Fuente: Ministerio de Cultura )

Fondos:

La Colección Permanente, constituye un extraordinario y completo recorrido por la evolución del arte hispanomusulmán. Gracias a su variedad y a su amplitud cronológica, el visitante puede comprender mejor la riqueza y complejidad de la cultura y la sociedad islámicas en la Península Ibérica a la vez que puede reconstruir el marco en el que se desarrollaba la vida cotidiana. Comenzó a tener un aspecto de “Museo” a mediados del siglo XIX, catalogado y reunido en diversos sectores de la Alhambra. Hacia 1870 se empezaron a catalogar los fondos, instalándose algunos en las habitaciones del Emperador y alrededor de los palacios de Leones y Comares.

Entre los fondos se puede destacar la colección de cerámica doméstica en la que destaca el jarrón de las Gacelas como pieza príncipe de la cerámica hispanomusulmana. También el conjunto de elementos arquitectónicos de mármol como columnas, paneles decorativos tallados, yesería o la colección de piezas de madera arquitectónica decorada con una importante colección de cubiertas apeinazadas y ataujeradas.

Exposiciones en el monumento. El Patronato de la Alhambra y el Generalife desarrolla proyectos expositivos dentro del Recinto Monumental, muchos de ellos resultado de un exhaustivo trabajo interno de investigación complementado con interesantísimas aportaciones externas, ofertados al mundo de la investigación, potenciando un debate científico enriquecedor, y a la ciudadanía en general. El Patronato de la Alhambra y el Generalife desarrollan junto con otras instituciones públicas y privadas actividades expositivas con el objeto de profundizar en la difusión de los valores culturales del monumento.

Salón de Actos. En el Palacio de Carlos V existe una Sala dedicada a las actividades culturales y científicas que a lo largo del año se desarrollan en el recinto Monumental. Tiene capacidad para noventa  asistentes. Cuenta con un sistema de megafonía y cabina de traducción simultánea, así como sistemas de proyección de audiovisuales.

Esta sala deberá solicitarse cuando se desee celebrar un acto en ella, únicamente relacionado con la celebración de foros, encuentros u otro tipo de reuniones de carácter científico o cultural, dándose preferencia a aquellos que están directamente relacionados con la difusión del legado histórico y cultural del Conjunto Monumental. El Patronato de la Alhambra y el Generalife se reserva el derecho de uso preferente de estos espacios para actividades programadas por él o en colaboración. El Patronato de la Alhambra y el Generalife realizan periódicamentecursos, ciclos y conferenciasde enorme interés internacional. (Fuente: Patronato de la Alhambra y el Generalife )