Metamorfosis arquitectónica: nuevos usos culturales para viejos edificios

Se encuentra usted aquí

Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca

 

 

 

Uso original: Casas Colgadas

Fecha construcción: s. XVI

 

 

 

  

 

                                                                                    

Uso actual: Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca
Fecha inauguración: 1966
Fecha rehabilitación: 1978, 2001
Arquitectos: Fernando Barja y Francisco León Meler (1978)
Dirección: Casas Colgadas, 16001 Cuenca
Tel/Fax: 969 212983 / 969 212285
Web: http://www.march.es/arte/cuenca/
E-mail: agarrote@mail.march.es

 

 

 

Historia del edificio:

El museo ocupa dos de las denominadas Casas Colgadas, conjunto arquitectónico del siglo XVI que constituye una muestra representativa de la arquitectura gótica popular conquense. Conocidas también como Casas del Rey, aunque han sido restauradas conservan algunos elementos originales, como un artesonado mudéjar, un fragmento de la escalera o un arco gótico. La Fundación Juan March se ha encargado recientemente de la remodelación de la sala Gonzalo González de Cañamares, con la incorporación de restos de la fábrica original del siglo XV.

Fueron sede de la Casa Consistorial hasta mediados del siglo XVIII y, tras la decisión de crear un museo de arte abstracto en Cuenca, el Ayuntamiento las cedió como espacio de exposición. En 1978 fueron objeto de restauración, encargada a los arquitectos Fernando Barja –autor también del proyecto de ampliación del propio museo- y Francisco León Meler.

Desde la etapa final del siglo XX se han sucedido en el museo las intervenciones encaminadas a mejorar las instalaciones; la última de ellas tuvo lugar en 2001 y supuso la redistribución de la colección y nuevos sistemas de iluminación.

Las Casas Colgadas configuran la estampa característica de la ciudad. Por su peculiar emplazamiento –asomado a la pared rocosa que da al río Huécar-, el Museo de Arte Abstracto es único en su género; ha sido galardonado, entre otros, con el Premio del Consejo de Europa al Museo Europeo del Año (1981). (Fuente: Summa Artis. XLIX-I)

Fondos:

La iniciativa de la creación del museo se debió a varios artistas encabezados por el pintor Fernando Zóbel, alma mater de un proyecto que pretendía evitar la dispersión de las obras de sus amigos, todos ellos continuadores en alguna medida de la orientación renovadora iniciada por Pablo Picasso, Joan Miró y Juan Gris. Poseedor de una completa colección de cuadros y esculturas de diversos artistas de su generación, Zóbel eligió como espacio para su exposición las recién restauradas Casas Colgadas de Cuenca, a sugerencia de su amigo y compañero de oficio Gustavo Torner, y después de desechar como posible emplazamiento la ciudad de Toledo. Gerardo Rueda se unió poco después al proyecto que supuso, además de la creación de un espacio donde exhibir las obras más representativas realizadas en los años 50 y 60 por los artistas abstractos españoles, la llegada a la ciudad de otros creadores que establecieron en Cuenca su residencia y contibuyeron de manera decisiva a configurar su casco antiguo como un ámbito de enorme dinamismo artístico y de indudable carácter cosmopolita.

En el museo se exponen de forma permanente más de un centenar de obras de artistas españoles que cultivaron la abstracción en las décadas centrales del siglo XX, junto con realizaciones posteriores, correspondientes a las décadas de los años ochenta y noventa del pasado siglo.

Pinturas, esculturas, obra gráfica, dibujos, carteles y otros trabajos de más de ciento cincuenta creadores, en su mayoría directamente vinculados con los grupos que, desde el final de los años cuarenta, contribuyeron a difundir el lenguaje de la abstracción: Dau al Set [+], El Paso, Parpalló o Gaur.

La nómina de artistas representados en el Museo de Arte Abstracto Español es extensa; incluye, entre otros, a Basterrechea, Canogar, Cuixart, Chillida, Chirino, Farreras, Feito, Amadeo Gabino, Guerrero, Hernández-Pijuán, Lorenzo, Manrique, Millares, Mompó, Lucio Muñoz, Oteiza, Palazuelo, Rivera, Rubio Camín, Rueda, Saura, Sempere, Serrano, Tápies, Teixidor, Torner, Iturralde, Viola y Zóbel.

Las obras expuestas evidencian el cruce de influencias que vivieron sus autores: expresionismo abstracto, abstracción lírica, Op-Art o constructivismo, entre otras. (Fuente: Summa Artis. XLIX-I)