Metamorfosis arquitectónica: nuevos usos culturales para viejos edificios

Se encuentra usted aquí

Casa Pedrilla de Cáceres

 

 

Uso original: antiguo lavadero público, almazara, vivienda familiar de la familia Pedrilla.

Fecha construcción: El conjunto agrícola se remonta al s. XVI, la vivienda data de los años cuarenta.

Arquitectos: José María López Montenegro y García Pelayo

 

                                                                                  

                        

 

 

Uso actual: Museo de Historia y Cultura Casa Pedrilla, Cáceres

Fecha rehabilitación: 1992

Fecha inauguración: julio 1995

Dirección: C/ Ronda de San Francisco Cáceres

Tel/Fax: 927 241633, 927 240762

 

  

 

Historia del edificio:

El Museo de Historia y Cultura Casa Pedrilla se encuentra ubicado en un complejo agrícola industrial adquirido en 1990 por la Diputación Provincial en los alrededores de Cáceres. Una de las dependencias que integraron el conjunto era la vivienda unifamiliar, construcción de los años cuarenta erigida sobre los restos del viejo lavadero, que fue rehabilitada y adaptada a su función museística. En julio de 1995 abría sus puertas el Museo de Historia y Cultura, al que se añadió el sobrenombre de “Casa Pedrilla” en recuerdo de quienes fueron propietarios de estos terrenos durante el siglo XIX.

 El edificio que alberga el museo, construido en los años cuarenta del siglo XX por el arquitecto José María López-Montenegro y García Pelayo, se encontraba en avanzado estado de deterioro hasta que, en 1992 se puso en marcha el proyecto de rehabilitación. Contemplaba esta intervención, en primer lugar, detener el proceso de ruina; además, devolver al inmueble su aspecto original y adaptarlo a su nueva función como museo.

 En su apariencia externa recuerda a la arquitectura portuguesa, de acuerdo con los gustos de sus constructores, el matrimonio formado por don Pedro Martín Pedrilla y doña Ana de Lancastre Laboeiro. (Fuente: Summa Artis. XLIX-II).

Fondos:

Los fondos proceden del patrimonio artístico de la Diputación y de la colaboración desinteresada de muchos particulares, descendientes y herederos de los personajes contenidos en el museo. La finalidad era llenar el vacío existente, en cuanto a contenidos museísticos se refiere, en relación sobre todo, al comienzo de la Edad Contemporánea, al concebir su discurso conceptual en los siglos XIX y XX, en el germen de nuestro pasado inmediato más alguna referencia actual.

El edificio se distribuye en tres plantas con diversas salas cada una distribuidas de la siguiente manera:

Planta baja: junto a algunas obras puntuales de artistas cacereños que completan su representación en la planta primera, se encuentran los testimonios de personajes cacereños que destacaron en el mundo de la música, las letras, la investigación o la política. Ocupan el espacio como representantes de una trayectoria musical: Santiago Berzosa, Manuel García Matos y Cangela Capdevielle. En las letras, la historia y la política, aunque resulta difícil efectuar una selección, podemos encontrar nombres como José Ibarrola, León Leal, José Canal, Publio Hurtado, Mario Roso de Luna, el Conde de Canilleros, Antonio Hurtado, Antonio Silva Núñez o Pureza Canelo.

Planta primera: se distribuyen los artistas plásticos, desde Lucenqui hasta Juan José Nárbón, único autor vivo como puerta abierta a la creación artística actual. Otros nombres de interés son José Bermudo, Conrado Sánchez Varona, Gustavo Hurtado Muro, Enrique Pérez Comendador o Eulogio Blasco.

Planta superior: denominada "Didáctica de la Historia", presenta un recorrido por la historia de Extremadura, con medios visuales sofisticados y un diseño contemporizador, desde la prehistoria, pasando por una breve síntesis de la relación con América, hasta nuestros días. (Fuente: Junta de Extremadura)