Miguel Gutiérrez-Garitano

Se encuentra usted aquí

Biografía

Viajero, explorador y escritor, Miguel Gutiérrez-Garitano (Galdakao, 1977) ha llevado a cabo y liderado 12 expediciones desde 2003 a lugares remotos y zonas de conflicto; actividad que ha redundado en libros y películas, además de reportajes de viaje que el vasco recoge en su blog exploradoressa.blogspot.com

 

VIDA PERSONAL

Siendo un niño se trasladó a Vitoria junto a familia, su padre el doctor en medicina y especialista en psiquiatría, Miguel Guitérrez Fraile y su madre la bióloga, Maite Garitano Caballero. Creció y se formó en la capital alavesa, ciudad en la que reside en la actualidad. Lee desde que tiene uso de razón y escribe desde los siete años, cuando escribió sus primeras poesías y una mini novela de piratas llamada Pegaso. En estos primeros momentos fue la poesía el género que más se adaptaba a su sed de experiencias. Regalaba poemas a amigos y seres queridos publicando algunos en la revista del instituto donde cursaba estudios.

Inquieto y amante de los espacios abiertos, a Gutiérrez-Garitano siempre le costó permanecer en el aula, pero nunca ha dejado de escribir. De 1995 a 1998 se matriculó en la Universidad de Zaragoza, y durante su estancia ganó el premio universitario de poesía Colegio Mayor Cerbuna (1998).

Tras vivir unos meses en Londres y desempeñar todo tipo de empleos en bares, fábricas, y ferias de muestras, Gutiérrez-Garitano fue definiendo su personalidad y su camino. En 2003 se licenció en Historia por la Universidad del País Vasco enfocando estos conocimientos hacia la escritura, más tarde realizó el Máster de periodismo -impartido por El Correo-UPV- cursado ese mismo año junto a otro posgrado en Arte Contemporáneo Vasco (Universidad de Deusto). Fue a través del diario El Correo que Gutiérrez-Garitano tomó contacto con la técnica periodística del reportaje, que adaptaría más tarde a su obra literaria. También hizo sus pinitos en el mundo del arte contemporáneo a través de dos becas que se desarrollaron en Artium, Centro-Museo Vasco de Arte Contemporáneo de la capital vasca, cuyo desarrollo coincidió con la apertura del centro.

Durante esta etapa Gutiérrez-Garitano dedicó su tiempo a perfilar el inglés y alemán, viajar y desarrollar uno de sus mayores pasiones: el montañismo, así fundó, junto a dos amigos, el Club de Montaña Bardulia.

Desde entonces hasta 2006 no dejó de viajar ni de escribir. Escritor, y blogger y periodista freelance, firmó decenas de reportajes para revistas (Clío, Distinto, Pirenaika…) y diarios (El Correo, El Norte de Castilla, ABC…). Fue, además, redactor de informativos y reportero de Canal Euskadi, conferenciante y colaborador habitual de programas de radio sobre viajes y aventuras (Aventureros, La Casa de la Palabra, Levando Anclas, Álava y Punto…). Hasta que, en 2007, consiguió una plaza de funcionario y su relación con los medios quedó reducida a colaboraciones puntuales en aquellos momentos previos o posteriores a sus viajes y para hablar de estos.

Coleccionista de libros y documentos sobre viajes y exploración, su biblioteca especializada alberga más de 4000 ejemplares. También ha impartido conferencias y publicado artículos sobre los exploradores de los siglos XIX y XX, para instituciones como la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, la Sociedad de Estudios Vascos y la Sociedad Geográfica Española, entre otras. Es Presidente de la Sociedad Geográfica La Exploradora-Elkarte Geografikoa, y miembro de la Sociedad Geográfica Española, del South American Explorers Club, de la Asociación Africanista Manuel Iradier, y de la Asociación Alavesa de Amigos de Apoyo al Sahara Occidental.

 

MANUEL IRADIER Y BULFI

Una de las figuras a la que más tiempo ha dedicado es el explorador vasco Manuel Iradier y Bulfi, de quien ha publicado una biografía, Apuntes de la Guinea: vida, obra y memoria de Manuel Iradier y Bulfi (Ikusager, 2012). Coincidiendo con el centenario de la muerte de este explorador, Gutiérrez-Garitano inspiró, como miembro de la Asociación Africanista Mauel Iradier, la exposición Manuel Iradier, cien años de un mito.

 

Expediciones

 

  • Guinea Ecuatorial 2003 y 2005

En 2003 y 2005 llevó a cabo dos viajes a Guinea Ecuatorial siguiendo los pasos del Explorador decimonónico vasco Manuel Iradier, expediciones que el mismo financió y que redundaron en el libro La aventura del Muni (Ikusager, 2010). La obra -cofinanciada por el propio autor- fue prologada por el escritor Javier Reverte.

En palabras del propio autor el libro es “un híbrido entre el reportaje y la poesía”, supuso una renovación del género de la literatura de viajes; se hizo con el IV Premio de Literatura de Viajes Camino del Cid 2011, el galardón más importante de Europa en este género para libros editados.

Durante sus viajes por Guinea Ecuatorial, Gutiérrez-Garitano cruzó algunos de los lugares selváticos más remotos del país y consiguió contactar con la secta secreta del Bwiti, cuyos ritos y ceremonias, hasta entonces poco conocidas, reportó en su libro.

 

  • Brasil 2009

La obra, que en palabras del propio autor es “un híbrido entre el reportaje y la poesía”, supuso una renovación del género de la literatura de viajes; se hizo con el IV Premio de Literatura de Viajes Camino del Cid 2011, el galardón más importante de Europa en este género para libros editados.

En 2009, Miguel Gutiérrez Viajó a Brasil con intención de seguir las rutas de algunos exploradores poco conocidos, tales como el Coronel británico Brian Fawcett en el pantanal brasileño y la sabana de Mato Grosso. Tras descender el Amazonas desde Manaos hasta Santarem y recorrer la transpantaneira, junto a sus amigos Txefo Alberdi y Josemi Frutos, acampó en las zonas pantanosas. Ya solo realizó varias excursiones a las sierra de Roncador y de Ricardo Franco. Tras esta expedición Gutiérrez-Garitano quedó convencido de que "la cidad perdida" que el británico buscaba en la espesura del Mato Grosso, a la que denominaba Z, no era en realidad sino un grupo de formaciones naturales situadas cerca de la aldea de barra do Garças.

  • Ecuador 2012

En el verano de 2012 Miguel Gutiérrez-Garitano cruzó la Zona Intangible del Yasuní a bordo de un kayak hinchable, descendiendo por los ríos Tiguino y Shiripuno. Su intencíón era recabar información sobre los denominados invisibles, o indígenas no contactados de las tribus tagaeri y taromenane, que mantienen una guerra feroz con los colonos y otros miembros de la etnia huaorani. También se interesó por los cambios culturales que están sufriendo estas etnias amazónicas. El guía de Gutiérrez, el huaorani Kaiga Bahiua fue asesinado poco después por los taromenane, que salieron de la selva y alancearon a su amigo hasta matarlo.

 

 

  • Perú 2011, 2012, 2015 y 2016

Entre 2011 y 2016, Miguel Gutiérrez-Garitano ha liderado cinco expediciones a la selva peruana en pos de las ciudades incas del reino perdido de Vilcabamba, que fue el último reducto inca antes de caer ante los conquistadores. Fueron rutas históricas, donde Gutiérrez repasó los pasados hechos de la conquista y que luego serían publicadas en forma de libro por la editorial Esfera de los libros, bajo el título Vilcabamba, el reino escondido: historia del mayor misterio de los Andes. Los derechos de autor los cedió el explorador a la Asociación Africanista Manuel Iradier, por lo que se trató de una edición de carácter solidario. En la expedición de 2015, conocida popularmente como Mars Gaming Expedition, el equipo de Gutiérrez-Garitano descubrió un conjunto de ruinas y tumbas prehispánicas en las montañas de Vilcabamba.

 

  • Sahara Occidental 2014

En 2014 Miguel Gutiérrez-Garitano llevó a cabo un viaje a Sahara Occidental con ánimo de denunciar uno de los mayores horrores de las últimas décadas: el muro marroquí, una construcción de casi 3.000 kilómetros, flanqueado de minas y custodiado por 100.000 soldados alauíes, que divide en dos mitades a la antigua colonia; acompañado de su hermano Rafa Gutiérrez, Miguel cruzó el Sahara ocupado acercándose al muro en la zona de Ausard, donde tuvo un incidente en un campo minado que a punto estuvo de costarle la vida; después los hermanos pasaron a Mauritania donde investigaron las rutas yihadistas hacia Argelia; ya con una patrulla del Frente Polisario, patrullaron y exploraron el desierto del Tiris en territorios liberados, una de las zonas más remotas del Sahara.

 

  • Iraq 2015 y 2016

Miguel Gutiérrez-Garitano ha estado los últimos años muy preocupado e interesado por el resurgimiento del islamismo radical violento; en concreto desde la aparición en escena del Estado Islámico. Con afán de preparar un libro sobre este asunto, el explorador se desplazó a Irak en 2015 y 2016 respectivamente. En el primer viaje, Gutiérrez-Garitano recorrió los 1.000 kilómetros del frente kurdo contra Daesh, visitando a combatientes kurdos y extranjeros y evaluando los horrores perpetrados por los yihadistas.

En 2016 en compañía de su hermano Rafa, el explorador consiguió entrar en seis ocasiones en la ciudad de Mosul; acompañando a los soldados de élite iraquíes de la División Dorada en el asalto a varios barrios de la ciudad que cayó unos meses después.

  • Ártico 2017

En verano de 2017, Miguel Gutiérrez-Garitano lideró la iniciativa Mars Gaming Northabout Expedition, una exploración que pretendía batir el record de latitud norte para un velero de 15 metros sin quedar atrapado por el hielo y alcanzar algunos picos vírgenes y el Polo Geomagnético. La abundancia de grandes bloques de hielo de banquisa y de fuertes vientos hicieron imposibles estos objetivos, pero no el de conseguir rodar en algunas de las áreas más salvajes del planeta; rodaje que redundará en un futuro en una campaña orquestada desde la Sociedad Geográfica La Exploradora -e impulsada por Laura Hernández y Miguel Díaz, de Mars Gaming- para denunciar el deterioro de los ecosistemas debido al Cambio Climático.

 

LITERATURA DE VIAJES

Por encima de todo Miguel Gutiérrez-Garitano es un viajero. La carrera de Miguel Gutiérrez-Garitano como escritor pretende educar y poner el acento en diversos asuntos de índole histórica, así como denunciar o informar de injusticias sociales; busca incansablemente historias que contar y transmitir desde lugares recónditos.

Es el impulsor y dinamizador de la obra de literatura solidaria Inquietos vascones que publicó la editorial Desnivel en febrero de 2013; el libro es un compendio de relatos viajeros de los más señalados periodistas y escritores viajeros vascos y navarros. Además de coordinador de dicha obra -iniciativa humanitaria llevada a cabo como miembro de la Asociación Africanista Manuel Iradier-, Gutiérrez-Garitano es uno de los coautores, pues firma el relato Un idiota en el mundo perdido.

Su última publicación es -junto al libro sobre Vilcabamba editado por Esfera de los Libros- el ensayo sobre historia de la exploración científica –escrita a medias con su padre Miguel Gutiérrez-Fraile, Doctor…Supongo (Ikusager 2013). También está volcado en la publicación de crónicas, noticias y comentarios a través de su blog Exploradoressa.blogspot.com.

Tampoco ha abandonado la poesía. El poemario Voces fronterizas (Psikor 2008), que es una recopilación de su obra lírica, fue su primera obra publicada. Pertenece a la Asociación de Escritores de Álava Krelia. Con ellos y de la mano del grupo de la revista La Botica y de la asociación Amba ha participado en recitales y publicado, poesías y relatos. Ha publicado poemas también en los libros colectivos El amor, los espejos, el tiempo, el camino (Arte Activo Ediciones, 2012).

"Pero en el horizonte siempre hay una idea, un libro, un proyecto, un viaje… La aventura"
Gutiérrez-Garitano