Depósito de cadáveres

Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid


 

 

Uso original: antiguo hospital general de Madrid, Facultad de Medicina, depósito de cadáveres
Fecha construcción: segunda mitad del siglo XVIII
Arquitectos: José de Hermosilla y Francisco Sabatini

 

 

 

                                          

                                                

 Uso actual: Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Fecha rehabilitación: 1980, 1998, 2001
Arquitectos: Antonio Fernández Alba (1980), José Luís Íñiguez De Onzoño Y Antonio Vázquez De Castro, Ian Ritchie (1998), Jean Nouvel (2001)
Dirección: C/ Santa Isabel, 52, 28012 Madrid
Tel/Fax: 91 7741000 / 91 7741056
Web: http://www.Museoreinasofia.Es/Index.Html
Email: Prensa3.Mncars@Mcu.Es
Museo Nacional Centro De Arte Reina Sofía en FACEBOOK

 

 

 

 

Historia del edificio:

El edificio que alberga el MNCARS data de la segunda mitad del siglo XVIII, época en que se le encarga un proyecto de hospital al arquitecto Francisco Sabatini, quien, no obstante, no podría concluir la edificación, levantado tan solo parte de lo que estaba previsto en los planos. A partir de entonces, y hasta prácticamente nuestros días, el hospital sufrió varias modificaciones y añadidos, y logró sobrevivir a las voces que exigían su demolición gracias a un Real Decreto de 1997 que lo declaraba Monumento Histórico Artístico.

En el año 1980 comienza la restauración del edificio, realizada por Antonio Fernández Alba, y a finales de 1998 José Luís Íñiguez de Onzoño y Antonio Vázquez de Castro llevarían a cabo las últimas modificaciones, entre las que cabe destacar especialmente las tres torres de ascensores, de vidrio y acero, diseñadas en colaboración con el arquitecto británico Ian Ritchie.

Recientemente se ha llevado a cabo una ampliación del inmueble, realizada por el arquitecto francés Jean Nouvel, autor de obras como el Centro Islámico de Madrid, la Fundación Cartier de París, el Centro Cultural de Congresos de Lucerna o la Torre Sinfín en la Défense de París.

Tras procederse a la reinauguración del centro en septiembre del 2005, en la actualidad las instalaciones del museo incluyen un auditorio, una biblioteca, una librería y más salas de exposiciones temporales. (Fuente: Summa artis.XLIX-II)

 Fondos:

Cronológicamente, su colección es una prolongación de la del Museo del Prado, al cubrir el periodo que va de finales del siglo XIX a la actualidad. Hacia 1995, un replanteamiento de las colecciones estatales marcó el nacimiento de Picasso (1881) como línea divisoria entre el Prado y el Reina Sofía, un criterio que se ha cuestionado como demasiado rígido y que va siendo diluido por las últimas iniciativas de este museo, como la incorporación de ejemplos de Goya y Sorolla.

La irregular trayectoria del arte moderno en España, habitualmente ignorado por el coleccionismo y los organismos públicos, explica que haya múltiples limitaciones y lagunas en el repertorio internacional de este museo. Sus responsables asumen que ya es imposible equipararlo a las más ricas colecciones del siglo XX (MoMA de Nueva York, Tate Modern de Londres o Centro Georges Pompidou de París...), por lo que se centra en el arte español y lo contextualiza en las corrientes internacionales, ilustradas con algunos autores desde Pierre Bonnard hasta Louise Bourgeois.

Principios del siglo XX: La colección arranca con autores del cambio de siglo, como Ramón Casas, Ignacio Zuloaga, Isidro Nonell, Joaquín Mir, María Blanchard, Juan Gris, Julio González y José Gutiérrez Solana. Según criterios más estilísticos que cronológicos, el repertorio expuesto ignoraba a artistas como Sorolla, cuya ausencia se va a paliar ahora con préstamos de otras instituciones.

Picasso, Dalí y Miró: El museo cuenta con excelentes colecciones de los geniales Pablo Picasso y Salvador Dalí. La obra más conocida del museo es sin duda el Guernica, que se guarda junto a múltiples bocetos preparatorios. La presencia de este artista se ha reforzado gradualmente con otras obras, en su mayoría compras recientes. Su ejemplo más antiguo es la Mujer en azul de 1901, hay unos pocas pinturas de sus etapas cubista y surrealista, varias más valiosas de la década de 1930 y también de sus últimos años: tres grandes lienzos sobre el tema El pintor y la modelo (1963). La colección incluye además tres de sus principales esculturas: Mujer en el jardín, El hombre del cordero y La dama oferente.

La notable colección de Dalí, con obras maestras como El gran masturbador, se debe en buena parte a la herencia del pintor, que legó sus bienes al Estado, siendo repartidos entre este museo y el Teatro-Museo Dalí de Figueras.

Junto con Picasso y Dalí, sobresale el fondo de Joan Miró, formado en parte con obras cedidas por su viuda, Pilar Juncosa.

De la abstracción al pop art: La vía abstracta de mediados del siglo XX cuenta con Jorge Oteiza y Eduardo Chillida, este último presente con piezas de gran tamaño y varias toneladas de peso. Otros autores son: Pablo Palazuelo, Pablo Serrano, Antoni Tàpies [+], Pablo Gargallo, Lucio Muñoz, y la estética "pop" seguida, con variantes, por Luis Gordillo, Eduardo Arroyo, Guillermo Pérez Villalta, Ouka Leele...

Artistas extranjeros: Para arropar a los autores españoles, se han sumado ejemplos de origen extranjero: Georges Braque, Albert Gleizes, Fernand Léger, Jacques Lipchitz, Robert Delaunay, Alexander Calder, surrealistas franceses, René Magritte, Max Ernst, Joseph Cornell, Henry Moore, Mark Rothko, Roy Lichtenstein, Francis Bacon, Yves Klein, Cy Twombly, Lucio Fontana, Richard Serra, Cindy Sherman... (Fuente: Wikipedia)